El SNTE busca incremento que ponga a maestros “en la ruta del salario profesional”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), que dirige Juan Díaz de la Torre, entregó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) su pliego nacional de demandas 2018, cuya principal petición de este año será lograr un aumento salarial.

En un acto privado y sin dar aviso a los medios de comunicación, Díaz de la Torre entregó el documento al secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, con el que se da inicio de manera formal a las mesas de negociaciones entre el sindicato y la dependencia.

El documento se entrega año tras año y agrupa las “aspiraciones y demandas de carácter laboral, salarial, profesional, prestacional y de seguridad social” del gremio de maestros.

El pliego que se entregó esta tarde aún no es público, sin embargo, de acuerdo con información de la secretaría, éste destaca por exaltar la “necesidad de un mayor esfuerzo para alcanzar un incremento salarial que nos ponga en la ruta del salario profesional que la propia Ley General de Educación establece y que recupere en términos reales el poder adquisitivo”.

A su vez, el líder magisterial recordó que “aún en los momentos difíciles por los que transita nuestro país, el magisterio ha acreditado su contribución al fortalecimiento de la cohesión social, la convivencia armónica y pacífica, así como a la vida democrática”, para luego hacer un llamado al gobierno federal y a los estatales a comprometerse para “evitar la precarización del trabajo docente y emprender acciones contundentes para el fortalecimiento del sistema educativo nacional y la mejora de la calidad de vida de los trabajadores de la educación”.

En el evento que transcurrió en el salón “Bolívar”, de la SEP, Díaz de la Torre pidió que “no se lacere el desarrollo laboral y profesional de los docentes” y que se “haga justicia a los educadores que se han adherido a los procesos establecidos”, en referencia a la evaluación de maestros, pilar de la reforma del sector y a la que se ha opuesto la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Granados Roldán, por su parte, manifestó “voluntad” para lograr una respuesta “satisfactoria” a las demandas del SNTE. Además, reconoció el supuesto acompañamiento del sindicato en la puesta en marcha de la reforma educativa.

Como documenta Proceso en su edición de esta semana, el resultado de los acuerdos SEP-SNTE ha sido la entrega de recursos millonarios que quedan en la opacidad y cuyo gasto en rubros específicos no se justifica.

El año pasado, del pliego nacional de demandas 2017 se desprendió la firma de un convenio entre la secretaría y el sindicato por 150 millones de pesos, con el fin de “fortalecer las prestaciones de previsión social, fomento cultural y al ahorro, capacitación y actualización del magisterio”.

Este monto no se ha ejercido, sin embargo, existe por el mismo rubro dos convenios más, uno de 2016 y otro en 2015, que dan un total de 580 millones de pesos. Estos recursos se destinaron al pago de medios de comunicación, transportes y hoteles, entre otras empresas.

Comentarios