El modelo de Serrano Limón para evitar los abortos, ahora en Brasil

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los Centros de Ayuda a la Mujer (CAM) -que fundó Jorge Serrano Limón, presidente del Comité Provida- se han establecido en Brasil y, al igual que en México, utilizan métodos engañosos para evitar los abortos.

Agencia Pública, proyecto brasileño dedicado al periodismo de investigación, difunde esta semana en su portal un reportaje sobre los CAM de Brasil y la manera en que éstos ofrecen “ayuda” a mujeres embarazadas que no desean tener hijos sin aclararles que su objetivo es impedir que aborten.

“Ayudamos a mujeres con embarazos no deseados, ofreciendo atención personalizada en un momento difícil que puedan estar viviendo”; “No pierda más tiempo: hacer su propia elección en una situación difícil es su derecho”; “No corra riesgos innecesarios: tenemos 20 años de experiencia en ayudar a las mujeres con un embarazo no deseado”, son algunas de las frases que lanza el sitio en internet “Embarazo no Deseado”, para enganchar a mujeres que desean abortar.

Cuando llegan canalizadas a un CAM, son “disuadidas” de no abortar mediante advertencias sobre riesgos para su salud, apelaciones a la moral cristiana y afirmaciones sin sustento científico.

Andrea DiP, reportera de Agencia Pública, acompañó a una colega periodista a las citas que CAM ofreció con su personal “especializado”, los cuales aplicaron una especie de “terrorismo psicológico” para convencerlas de no acudir con un médico para abortar: “usted puede morir”; “usted puede agarrar una infección; nada ahí está esterilizado”; “su conciencia se lo va a cobrar”; “provoca hemorragia”; “usted puede ir presa”, son algunas de las frases utilizadas.

De hecho, la periodista fue atendida por Luiz Carmona, psicólogo de un CAM, quien en algún momento tomó el molde de un útero y simuló un aborto. Con la punta de una pluma, mostró cómo el instrumento quirúrgico se introduce en el útero y rompe el embrión, al tiempo que le advirtió: “Ese bebé va a sangrar, va a salir la sangre y el médico va intentar sacar los pedazos; para estar seguro (el médico) va a colocar un aspirador y va a aspirar los pedazos de ese bebé”.

Serrano Limón, el “vocero de Dios”

La reportera de Agencia Pública descubrió que el dominio del sitio “Embarazo no Deseado” remite a Hélio Tadeu Luciano de Oliveira, sacerdote ligado al Opus Dei y quien ha representado a Brasil en los encuentros de la Red Latinoamericana de los CAM, en los que también participa Serrano Limón.

De hecho, la periodista recuerda que en 1989 Serrano Limón abrió en la Ciudad de México el primer CAM, cuyas prácticas son similares a las que se realizan en Brasil:

“Colocar anuncios en periódicos que lanzan un anzuelo: ‘¿Embazo inesperado?, hay una solución. No te dejamos estéril ni te hurtamos el útero’ y al lado el número de Provida”.

Cuando las mujeres acuden a uno de estos centros, se les afirma que el aborto “es un asesinato y un pecado mortal y les exhiben películas con imágenes impactantes de abortos”, explica en dicho reportaje Témoris Grecko, quien escribió, junto con Salvador Frausto, el libro El vocero de Dios. Jorge Serrano Limón y la cruzada para dominar tu sexo, tu vida y tu país.

El reportaje de Agencia Pública también recuerda que Serrano Limón “estuvo involucrado en escándalos de corrupción relacionados con los CAM”.

Retoma el hecho de que la Procuraduría General de la República (PGR) lo detuvo en febrero de 2016 por el delito de peculado, debido al presunto desvío de 25 millones 700 mil pesos que el gobierno federal le entregó para equipar los CAM, así como la sanción que recibió en 2005 por parte de la Secretaría de la Función Pública por usar recursos públicos pagar servicios y comprar objetos suntuarios.

Agencia Pública señala que el sitio de la Red Latinoamericana de los CAM se jacta de haber atendido a más de 25 mil mujeres sólo en 2013 en 90 centros distribuidos en 14 países. “La mayoría de las mujeres atendidas está en la franja de los 25 años y son solteras”, precisa. Y afirma que “el 85% se desistieron de abortar tras la ‘conversación’” que sostuvieron con personal de los CAM.

En Brasil el aborto es considerado un delito y la ley sólo lo permite en caso de riesgo de muerte para la madre, cuando el embarazo es resultado de una violación o cuando el feto sufre de anencefalia.

En el reportaje de Agencia Pública, el ginecólogo y obstetra Jefferson Drezett explica que “la criminalización del aborto en Brasil ha sido eficaz en matar a mujeres pobres”, pues una con recursos económicos puede pagar más de dos mil dólares para ser atendida en una clínica ilegal y clandestina, pero que ofrece condiciones de seguridad para su salud. Por el contrario, un aborto inseguro puede costar 50 reales (15.5 dólares).

“La criminalización del aborto impone a la mujer pobre la búsqueda del aborto inseguro y clandestino; y para la mujer rica, la búsqueda del aborto clandestino, pero seguro”, afirma Drezett.

 

Comentarios