El movimiento “#metoo” se hará presente en los Grammy

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.comm.mx).- Con una rosa blanca en los vestidos y trajes, cantantes, músicos y productores respaldarán el movimiento #metoo (yo también), que denuncia el acoso y abuso sexual a mujeres, durante la 60º entrega de los Grammy de este domingo.

La idea fue propuesta por Meg Harkins y Karen Rait, dos ejecutivas de la industria musical estadunidense que en su llamado escribieron: “Elegimos una rosa blanca porque históricamente representa la esperanza, la paz, la simpatía y la resistencia”.

Hasta el cierre de esta edición artistas como Kelly Clarkson, Halsey, Rhapsody, Cyndi Lauper, Dua Lipa, Rita Ora, James Corden y Tom Morello confirmaron llevar la flor, y se espera ver a una gran parte de los artistas nominados, presentadores y de performance con la rosa o un pin con la frase “Times’ Up!” (¡Se acabó!).

El movimiento #metoo y Times’ Up!, este último apoyado por más de 300 actrices, entre ellas Natalie Portman, Nicole Kidman, Jennifer Aniston, Eva Longoria y Reese Whiterpoon, demandan un alto al acoso y abuso sexual, y a través de la misma solicitan una legislación que penalice a las empresas que toleren estos actos, de hecho ya cuenta con un fondo de 15 millones de dólares para defensas legales de víctimas.

#metoo surgió en octubre pasado cuando una aspirante actriz acusó al productor Harvey Weinstein de 65 años, director y fundador The Weinstein Company (empresa detrás de más de un centenar de películas hollywoodenses, muchas de ellas ganadoras de Oscares), de acosarla y abusar sexualmente de ella, lo cual se comprobó cuando cooperó con la policía de Nueva York a través de una operación que incluyó micrófonos escondidos.

Unos días después fue secundada por 84 actrices entre estadunidenses y extranjeras, que reconocieron haber sufrido acoso por parte del productor en algun momento de sus carreras: Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Ashley Judd, Lea Seydoux, Sophie Dix, Eva Green, Asia Argento, Kate Beckinsale, Lupita Nyong’o, Rosanna Arquette, Paz de la Huerta, Cara Delevinge, mientras que algunas como Rose McGowan afirmaron haber sido abusadas sexualmente.

El reclamo que busca dar fin a prácticas ante la vulnerabilidad de hombres con poder en la industria cinematográfica, se hizo presente en la entrega de los Premios del Globo de Oro (la antesala de los Oscar) el pasado 7 de enero, a través de vestidos negros en el caso de las actrices (algunas se hicieron acompañar por activistas y promotoras de la igualdad femenina), y un pin en los trajes en el caso de los hombres.

Tras la alfombra y premiación de los 60º Premios Grammy que se celebrará este domingo en el Madison Square Garden de Nueva York, se espera que #metoo llegue con mayor fuerza a la entrega de los 90ª Premios Oscar que se efectuará este 4 de marzo en Los Ángeles, California.

Como adelanto, y sin dar mayores detalles, la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas estadunidense dio a conocer que el actor Cassey Affleck, premiado con el Oscar a “Mejor Actor” por Manchester by the sea en 2017, “declinó” ser el presentador de la categoría a “Mejor Actriz” debido a un escándalo de acoso sexual durante el rodaje de la cinta I’m still here en 2010 que se reavivo como parte del movimiento #metoo.

Además de Affleck, y a raíz de las acusaciones contra Weinstein, actores como James Franco, Kevin Spacey, Dustin Hoffman y Brett Ratner, han sido señalados como acosadores.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios