La Marina abate en Tamaulipas al “Betillo”, sobrino del “Comandante Toro”

NUEVO LAREDO, Tamps. (proceso.com.mx).- Humberto Loiza Méndez Betillo, sobrino de Juan Manuel Loiza Salinas, Comandante Toro, murió la tarde de ayer en un enfrentamiento con efectivos de la Marina junto con tres delincuentes más, informó hoy una fuente oficial.

Humberto o Steven Loiza Méndez heredó la jefatura de la plaza de Reynosa pero se la disputaba otro bando encabezado por Petronilo Moreno Flores, El Panilo, ambos del Cártel del Golfo.

Humberto Loiza Méndez “Betillo”. Foto: Especial

Humberto Loiza Méndez “Betillo”. Foto: Especial

El Betillo fue reconocido por uno de sus familiares en Camargo, por los tatuajes que tiene en el pecho, brazos y otras partes del cuerpo.

El portavoz de la Seguridad de Tamaulipas destacó que se emitirá un comunicado al respecto hasta que Servicios Periciales confirme plenamente la identidad con pruebas de ADN.

El enfrentamiento donde cayó el sobrino del Comandante Toro sucedió ayer alrededor de las 16:15 horas cuando efectivos de la Marina lo ubicaron en un domicilio de las calles Cuarta con Amor de la colonia Las Palmas, en Reynosa.

Al término de la batalla, cuatro presuntos delincuentes quedaron muertos en el domicilio, el cual se encuentra cerca del Hospital Materno Infantil de Reynosa.

Apenas el pasado mes de diciembre, la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas ofreció hasta 2 millones de pesos de recompensa por Luis Alberto Blanco Flores El Pelochas o M-28 y Petronilo Moreno Flores, El Panilo.

El M-28 era tío del Betillo y estos dos se disputaban la plaza de Reynosa contra Panilo, pugna entre las fracciones del CDG que provocó que Reynosa sufriera constantes enfrentamientos y “narcobloqueos”.

Apenas el pasado 24 de enero, la Vocería de Seguridad reportó un choque a tiros entre civiles armados y al menos 12 bloqueos de las principales avenidas, con camiones y vehículos pesados que fueron atravesados e incendiados.

En los últimos tres días también se reportaron al menos 10 muertos por la lucha entre el bando de Los Metros que dirigía Humberto Loiza Méndez contra el grupo de Panilo.

Además Los Ciclones, que controlan Matamoros, habían realizado incursiones en Reynosa y Río Bravo para recuperar esas plazas para la familia Cárdenas.

La muerte del Betillo podría provocar otro reacomodo en la dirección del CDG y, por consecuencia, el aumento de la violencia en toda la región.

Doce ejecutados en Nuevo León

Este domingo el procurador de Nuevo León, Bernardo González, aseguró que el estado no está en alerta por el aumento de la violencia.

El funcionario también descartó que en Nuevo León haya una guerra entre cárteles como ocurre en el vecino estado de Tamaulipas y en otras regiones de México.

No obstante, horas después de la caída de los dirigentes del Cártel del Golfo en Reynosa sucedieron diversas “ejecuciones” en toda la región, destacando las ocurridas en Ciudad Victoria y Nuevo León.

Incluso la Procuraduría de Nuevo León reportó hoy 12 personas fallecidas en cuatro eventos violentos registrados en las últimas horas, entre ellos uno donde fueron masacrados nueve hombres.

El procurador estatal Bernardo González informó que se elevó a nueve la cifra de muertos en el atentado sucedido anoche en un domicilio de la colonia Constituyentes de Querétaro, del municipio de San Nicolás, poblado conurbado de la zona metropolitana de Monterrey.

El procurador confirmó que hombres armados arribaron al domicilio, donde sometieron a seis mujeres que metieron al baño para posteriormente asesinar a siete hombres en la sala de la casa y dos más murieron en los hospitales a donde fueron trasladados.

Los hombres armados que llegaron a la casa quitaron celulares y pertenencias a sus víctimas, a quienes pusieron de rodillas para luego disparar contra ellas.

El procurador precisó que en el domicilio localizaron aparatos de radiofrecuencias y varias dosis de droga. Además que el sitio recién había sido cateado por la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Otros tres hombres fueron asesinados a tiros en tres municipios de la zona metropolitana: uno en Cadereyta, otro en Santa Catarina y uno más en Monterrey.

Los cuatro atentados dejaron un total de 10 heridos.

Comentarios