Republicanos aprueban desclasificación de memorando secreto sobre “Rusiagate”

WASHINGTON (apro).- Por mayoría representativa e invocando poderes extraordinarios legislativos, los republicanos que integran el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes del Congreso federal aprobaron la desclasificación de un memorando secreto en el que se acusa al Departamento de Justicia y al FBI de abuso de autoridad para espiar a un presunto involucrado en el caso Rusiagate.

El documento de tres páginas y media presuntamente contiene detalles recopilados por el Comité de Inteligencia sobre la forma en que el Departamento de Justicia y el FBI, con abuso de autoridad, presionaron a un juez federal para que autorizara el espionaje sobre Carter Page, un asesor de la campaña del ahora presidente, Donald Trump.

El Departamento de Justicia hizo todo lo posible por detener la develación del documento pese a la insistencia de Trump de que se hiciera público.

Las razones del Buró Federal de Investigaciones y del Departamento de Justicia para obtener la orden de espionaje para espiar a Page, fueron que el asesor de la campaña de Trump fungía como agente del gobierno de Rusia en los intentos de este último por manipular los comicios.

La petición de espionaje a Page se hizo durante el gobierno de Barack Obama, y luego de que el FBI recibiera información de que los rusos intentaban socavar a favor de Trump las elecciones presidenciales del 8 noviembre de 2016.

La Casa Blanca ha insistido en la liberación del memorando secreto porque sostiene que exhibe la participación e influencia de Hillary Clinton –la candidata presidencial demócrata en los comicios de 2016–, sobre la presidencia de Barack Obama para cometer un ilícito (abuso de poder) con el objeto de espiar ilegal y tendenciosamente a un ciudadano de los Estados Unidos.

Se habla de que el documento contiene información que expone al subprocurador general de Justicia, Rod Rosentein, designado por Trump, de ordenar en la primavera del año pasado que se continuara con el espionaje hacia Page.

Varios medios de comunicación estadunidenses como el periódico The New York Times, argumentan que la presunta extensión del espionaje a Page autorizada por Rosentein, es “una jugada” orquestada por la Casa Blanca de Trump para fincar responsabilidades a un exasesor por el espionaje de los rusos; y deslindar del caso al presidente.

Rosentein designó al exdirector del FBI, Robert Mueller, como el fiscal independiente del Departamento de Justicia para investigar la supuesta colaboración de la campaña presidencial de Trump con los rusos.

Los demócratas del Congreso se oponían a la liberación del documento bajo el argumento de que la Casa Blanca lo utilizará para denunciar actos tendenciosos e ilegales de Clinton y Obama; para involucrarlo a él, sin fundamentos y solo con mentiras, en el caso Rusiagate.

Esta fue la primera ocasión que el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes hizo uso del poder especial que tiene para desclasificar documentos secretos.

Por ley, a partir de la divulgación del memorando, el presidente Trump tiene un plazo de cinco días para determinar si el documento se puede hacer público o se debe mantener como “clasificado”.

Comentarios