El caso Marco Antonio “ha puesto en entredicho la imagen” de la SSP, admite Almeida

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina, Hiram Almeida Estrada, admitió que el caso de Marco Antonio Sánchez, el estudiante de 17 años que estuvo desaparecido cinco días, luego de ser detenido por policías de la Ciudad de México, “ha puesto en entredicho la imagen” de la dependencia por el incumplimiento de algunos agentes que no siguieron los protocolos.

En respuesta, este viernes llamó a los 140 mandos de las regiones Centro, Sur, Norte, Oriente y Poniente, así como de las policías Bancaria e Industrial y Auxiliar, para que supervisen la correcta labor de los 89 mil policías, “con la misión de refrendar el cumplimiento cabal de los protocolos de actuación apegados a la legalidad y los derechos humanos”.

En las instalaciones de la corporación, Almeida Estrada ordenó la redistribución del Protocolo de Actuación Policial de la SSP para la realización de detenciones en el marco del Sistema Penal Acusatorio, para la detención de adolescentes en conflicto con la ley y para la preservación del lugar de los hechos o del hallazgo y cadena de custodia.

De igual manera, ordenó a los jefes policiacos de las zonas y agrupamientos para que sean agudos en la observancia de sus administradores y sus equipos, y que los protocolos de su personal se cumplan. De no ser así, advirtió, habrá una corresponsabilidad.

“La libertad no puede ser materia de la decisión de los elementos policiacos; ante una detención, tendrán que ponerlo (al detenido) a disposición de la autoridad competente, y si la autoridad no lo recibe se debe asentar que no configura un delito y que así se refleje en la cámara de video de un Juzgado Cívico o de una Agencia del Ministerio Público, exista o no la parte acusadora”, puntualizó el funcionario local.

Destacó que todo debe hacerse con apego y respeto a los derechos humanos, por lo que los policías deben abstenerse de discriminar o de ejercer cualquier otro trato cruel e inhumano.

“Los hechos recientes han puesto en entredicho la imagen de la SSP, la imagen de todos los policías que trabajan día a día en defensa de los intereses de la ciudadanía, esto derivado del incumplimiento de algunos policías que no siguieron los protocolos” en el caso de Marco Antonio, quien el 28 de enero fue localizado en el Estado de México sin zapatos, con sangre en la cara y desorientado.

“Hoy los que con orgullo se dicen ser policías, tienen y tenemos la responsabilidad conjunta de revisar las condiciones y la legalidad del actuar de nuestra gente, de que sea un trabajo justo y legal. No se pide más que cumplan con su deber”, subrayó Almeida.

El titular de la SSP admitió que es muy posible que existan agentes de otro orden, “con intereses distintos a los de la ciudadanía y puedan hasta intentar sobornar a nuestra gente, pueden intentar buscar los puntos de falla, pero eso no se los vamos a permitir porque aquí (en la SSP) se trabaja para defender a la gente”.

Y exigió trabajar para restablecer la confianza en la policía. “Es un reto que tenemos en las calles todos los días, restablecer nuestro nombre en honor de la Secretaría, del Gobierno de la Ciudad para que esto funcione mejor y efectivamente seamos percibidos con la confianza de la gente. Nos ha costado mucho trabajo, así que hoy les pido que cumplamos con nuestra obligación, pero además hoy son corresponsables de cualquier acto irregular, por eso les exijo ponerse a trabajar”.

El titular de la dependencia puso a disposición de los mandos policiacos los protocolos existentes y vigentes, así como un documento en el que expondrán sus requerimientos, en materia de cursos de capacitación, información y operación policial para que todo sea transparente y legal, pero sobre todo para refrendar el servicio a la ciudadanía.

De acuerdo con un comunicado difundido por la SSP, al evento asistieron los subsecretarios de Operación Policial Zona Norte, Edgar Bautista Ángeles; Zona Sur, Álvaro Sánchez Valdez; el jefe del Estado Mayor Policial, Miguel Soria González; el director general de la Policía Bancaria e Industrial, José Joel Pichardo Nepomuceno; el director general de la Policía Auxiliar, Ángel Eric Ibarra Cruz, y el director general de Asuntos Internos, Agustín González Guerrero.

Comentarios