Bruno Mars: centella hawaiana en el Foro Sol

CIUDAD DE MÉXICO, (proceso.com.mx).- Hace una semana, cuando Bruno Mars se coronó como el máximo ganador de los Grammy, dijo que su objetivo era hacer feliz y bailar a la gente desde que se dio cuenta del poder de su voz en su natal Honolulú.

Pues bien, aquel compromiso lo refrendó anoche ante un lleno total en el Foro Sol con su “24K Magic World Tour”, el primero de dos conciertos en la capital mexicana.

Tras una primera parada en Monterrey, Nuevo León, el pasado 31 de enero, el cantante originario de Hawai ofreció un show conciso y centelleante de poco más de una hora con una docena de canciones, tiempo suficiente para satisfacer a sus fans que corearon y bailaron cada una de sus temas durante su primera presentación nocturna en el Foro Sol.

Desde que abrió el show el vocalista y actor Nick Jonas (exJonas Brothers), el escenario no parecía nada fuera de lo común: una producción minimalista con una pantalla central y un par de laterales; sin embargo, tras la frase “Are you ready?” (¿Listos?) que se replicó en las pantallas, cerca de las 21:38 horas, un juego de luces multicolores, diodo LED, techo movible y mucha pirotecnia a lo largo del concierto, hicieron vibrar la arena de la Mixhuca.

Finesse fue el tema con el que abrió la noche, rápidamente haciendo gala de incesantes fuegos artificiales y provocando los alaridos de las presentes a cada explosiva detonación, seguida de 24 K, canción que por sí sola le dio a Bruno Mars el Grammy por Grabación del Año (desplazando al Despacito de Luis Fonsi).

El máximo ganador Premios Grammy 2018 salió con su estilo desenfadado, gorra negra con bordado dorado de “XXIV K” en el frente (copia de la cual los comerciantes afuera del foro hicieron su agosto) que cubría sus rizos, y un par de zapatos tenis áureos, dando rienda suelta a coreografías en las que se acompañó por siete bailarines y músicos de soporte.

El frío invernal que se había sentido en días pasados en la capital mexicana prácticamente desapareció para dar la bienvenida al cálido recital de Bruno Mars.

Treasure se sumó a la selección sonora del hawaiano, rola que fue bien recibida por personas de edad madura o menuda, quienes por igual gozaron de los sonidos pop, baladas y funk.

Con Calling All My Lovelies, el intérprete habló un poquito de español taquero: “Hola muchacha, soy el jefe, el patrón. Te quiero mucho mamacita”; simulando una llamada telefónica que tuvo como respuesta los berridos y sonrisas de sus seguidoras.

También se pudieron escuchar Chunky, Versace on the Floor, Marry You y Just the Way You Are, las cuales entonaron al unísono su enloquecida fanaticada.

Cerca de las 23:00 horas el cantante extendió la bandera tricolor de México entre sus manos, para entre aplausos y el rugir colectivo poder liberar Locked Out of Heaven y efectuar una breve pausa donde la superluna en todo lo alto todavía se dejó ver (tras la del pasado 31 de enero) replicando unos segundos en las pantallas del escenario, y después cerrar la noche con Uptown Funk.

Hoy, la centellas de Bruno Mars repetirán su dosis de algarabía con un concierto más en el mismo Foro Sol a las 20:00 horas y posteriormente “24K Magic World Tour” viajará a Zapopan, Jalisco, este lunes 5 de febrero.

(Con la colaboración de César Muñoz Valdez)

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios