Los Premios Goya, dedicados a las mujeres

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Con designación específica para la igualdad de género en la gala nocturna de entrega del cine español, los Premios Goya 2018 en Madrid –en cuyo auditorio del hotel Marriot las mujeres portaban abanicos rojos con la frase #+mujeres en el cine– sorprendieron al entregar la Mejor Dirección a una cineasta, Isabel Coixet, por La librería.

Mientras que la famosa intérprete Penélope Cruz y el no menos conocido director Carlos Saura anunciaron que también ésa era la Mejor Película, por encima de la producción vasca Handía, de Aitor Arregi y Jon Graño, que hasta ese momento ya llevaba las 10 preseas con las cuales se alzó.

También Mejor Dirección Novel fue para una mujer, Carla Simón, por Verano 1993.

En la gala –que duró poco más de 3 horas– se ovacionó a la primera actriz Marisa Paredes, a quien se entregó el Goya de Honor, a la par que a sus colegas Nathalie Poza –No sé decir adiós y Javier Gutiérrez –El autor, de Manuel Martín Cuenca– alzados como Mejor Actor y Mejor Actriz. Paredes, en tono sobrio, expresó al sostener el busto con el rostro del pintor Francisco de Goya:

“Ya sé que siempre se dice esto, pero en realidad no me lo esperaba”.

La librería estuvo acompañada en las nominaciones con Verano 1993, Handía y El autor.

En el rubro de Mejor Película Iberoamericana, las nominadas fueron Zama, de Lucrecia Martel (Argentina); Amazona, de Claire Weiskopk y Nicolás van Hemelryck (Colombia); Una mujer fantástica, de Sebastián Leilo, que se llevó la estatuilla, y la mexicana Tempestad, de Tatiana Huezo, que justo cuenta una historia de alto impacto con el secuestro de una mujer.

Y en el terreno europeo, la cinta vencedora fue la sueca The square, de Rubén Ostlund.

Conducido por la pareja cómica integrada por Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, además de las cintas mencionadas, siguieron con más premios La llamada, de Isabel Consemos, Abracadabra, de “El oro”, y Verónica, de Paco Plaza.

A lo largo del acto se privilegió la necesidad de equiparar cada día más los géneros en la industria cinematográfica, pues las mujeres ganan 40% menos que los hombres.

Ni Javier Bardem ni Penélope Cruz –sentados en primera fila—obtuvieron un Goya por sus actuaciones en Loving Pablo, sobre el narcotraficante colombiano Pablo Escobar.

Acerca del autor

Hizo estudios de filosofía en la UNAM donde ha impartido clases. Reportero de las Secciones Culturales de Excélsior (entre 1967 y 1976) y de Proceso de la cual es editor.

Comentarios