El Congreso de EU aprueba publicar informe demócrata sobre injerencia rusa en elecciones de 2016

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- De manera unánime, el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos votó a favor de publicar el informe de los demócratas vinculado a las investigaciones del FBI y el Departamento de Justicia sobre la posible injerencia rusa en los comicios presidenciales de 2016, y ahora corresponde al presidente Donald Trump aprobar o no su publicación final.

Previamente los republicanos habían bloqueado que el reporte se hiciera público, después de promover la versión conservadora del mismo, pero finalmente la decisión fue rechazada por la Justicia estadunidense, al considerar el texto parcial e impreciso.

El informe, redactado por el equipo del congresista republicano Devin Nunes, un aliado de Trump que preside el Comité de Inteligencia, denuncia abusos en el procedimiento que siguió el FBI para vigilar las comunicaciones de Carter Page, que en 2016 fue asesor de la campaña electoral del ahora presidente.

El FBI sospechaba que Page podía haber actuado como agente ruso, y en octubre de ese año solicitó por primera vez, a un tribunal confidencial establecido bajo la ley de Vigilancia de Inteligencia Exterior (FISA, en inglés), espiar sus comunicaciones.

Dicha ley establece que para vigilar a un ciudadano estadunidense deben hacerse solicitudes separadas cada 90 días, y el informe asegura que hubo cuatro peticiones en total, lo que significa que Page estuvo bajo vigilancia hasta finales de 2017.

Tres de esas solicitudes las aprobó el entonces director del FBI, James Comey, quien fue despedido por Trump en mayo de 2017, y otra la firmó el que fuera director en funciones hasta agosto del año pasado, Andrew McCabe, que renunció a su puesto el pasado lunes.

Además, tres dirigentes del Departamento de Justicia dieron su beneplácito a la solicitud judicial de vigilancia: Sally Yates, Dana Boente y Rod Rosenstein. Los dos últimos siguen en activo en el gobierno de Trump.

El informe acusa a todos esos funcionarios de “ignorar u ocultar” en su solicitud judicial “las motivaciones financieras e ideológicas en contra de Trump” de una de las fuentes del FBI: el exespía británico Christopher Steele.

Los demócratas del Comité aducen que el memorando, de cuatro páginas, pretende socavar la investigación criminal del fiscal especial independiente Robert Mueller sobre una posible coordinación entre Moscú y la campaña del actual ocupante de la Casa Blanca para influir en los comicios presidenciales de 2016.

Por ello, insistieron en la publicación de su propia versión de los hechos, que ahora está en manos de la Casa Blanca, que cuenta con cinco días para su revisión y consideración. (Con información de la agencia EFE)

Comentarios