La PGJ-CDMX viola orden del juez al difundir videos de seguridad: defensa de Marco Antonio

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El titular de la Procuraduría General de Justicia de la ciudad (PGJ-CDMX), Edmundo Garrido Osorio, violó la resolución del Juzgado Décimosexto en materia de amparo, con el que el poder judicial prohibió a las autoridades locales continuar con la difusión de información relacionada con la carpeta de investigación del caso de Marco Antonio.

Las tres organizaciones en pro de la defensa de los menores y que llevan la representación legal de Marco – la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), la Oficina de la Defensoría de los Derechos de la Infancia (ODI) y el Instituto para la Justicia Procesal Penal (IJPP)- denunciaron que con la presentación que hizo ayer la PGJ-CDMX de videos editados en los que aseguran que aparece el menor deambulando por las calles, se violentó la resolución judicial interpuesta desde el viernes.

Con el amparo 66/2018 – presentado desde el 2 de febrero pasado—, se concedió la suspensión provisional para que las autoridades locales se abstuvieran de proporcionar datos confidenciales y sensibles, así como presentar toda aquella información que haga identificable a Sánchez Flores, pues se subraya que se trata de un menor de edad.

La resolución del recurso legal dice: “las autoridades responsables (deben abstenerse) de proporcionar los datos confidenciales e información sensible del menor, así como todo aquello que lo haga identificable o que atente contra su integridad y dignidad humana”, además que deben “(tomarse) las medidas pertinentes para que no sea revictimizado ante los medios de comunicación a través de la difusión de su imagen o datos que permitan su identificación”.

Los abogados repudiaron que no obstante el amparo federal ayer la PGJ-CDMX llamó a conferencia de prensa y presentó a los medios fragmentos editados de videos del C2 poniente, del interior del Centro de Transferencia Modal El Rosario, y de una Plaza comercial en Tlalnepantla, en los que supuestamente aparece el menor.

Sobre todo, subrayaron que con los fragmentos de videos las autoridades locales insistieron en la defensa de los cuatro elementos de seguridad que participaron en su detención, pues pese a que no se presentó el momento en que supuestamente dejaron en libertad al joven, Garrido Osorio aseguró que el joven fue captado “deambulando” por las calles aledañas a El Rosario, minutos después de que fuera detenido.

Los abogados además denunciaron que el material de video se presentó a la prensa sin antes darse a conocer a los familiares — como ocurrió la semana pasada, cuando el jefe de Gobierno, Miguel Angel Mancera dio a conocer que fue localizado en el municipio de Melchor Ocampo– y que únicamente se les mostraron fotografías del material, el pasado 3 de febrero.

Desde ese día los padres de Marco habían rechazado que la persona que aparece en las grabaciones es su hijo, pues no identificaron su complexión. Pese a ello la PGJ-CDMX presentó ayer el material.

Como un elemento más, los defensores de derechos humanos pidieron a la titular de la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad, Nashieli Ramírez Hernández, que se pronuncie respecto a los señalamientos del procurador de que el impedimento a la defensa legal y a la familia de conocer la parte médica se trata de una recomendación del organismo autónomo para evitar violar los derechos humanos del menor.

“Reiteramos el llamado a Miguel Àngel Mancera, Presidente del Sistema de Protección Integral de derechos de niñas niños y adolescentes de la Ciudad de México a respetar el artículo 4o Constitucional que establece el interés superior de la niñez en todo acto de autoridad y mantener coherencia con la prioridad de investigar la presunta desaparición forzada de Marco Antonio de acuerdo a las leyes vigentes; dejando con ello de ser el abogado de los policías señalados y aún en impunidad por una investigación llena de irregularidades y parcialidad en contra de las víctimas”.

Durante el desarrollo del caso, se han filtrado a los medios de comunicación una primera evaluación médica; y los videos de las cámaras de seguridad del Metrobús El Rosario, donde fue detenido el joven.

Comentarios