“Con el sol de México en la voz”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ángela Peralta, José Mojica, Irma González, Francisco Araiza, Guillermo Sarabia, Rolando Villazón, Javier Camarena, María Katzarava y alrededor de una veintena de cantantes mexicanos son las figuras centrales del libro Con el sol de México en la voz (Editorial Círculo Rojo, Cenidim, Fundación Arte contra Violencia), cuya presentación está programada para este jueves 8 en la capital.

Esta obra hace un recorrido por el trabajo de más de 50 artistas nacionales desde 1870 hasta la fecha, en el escenario de uno de los teatros más importantes de ópera en Europa, de ahí el subtítulo: los cantantes mexicanos en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona (1870-2017).

Además de los mencionados, el estudio incluye las voces de Fanny Anitúa, Carlo del Monte, Ernestina Garfias, Guadalupe Solórzano, Luis Ledesma, Fernando de la Mora y Arturo Chacón, entre otros.

El volumen es resultado de seis años de investigación de la mexicana Enid Negrete, Doctora en Artes Escénicas, y ha tenido como fuentes principales los documentos que se encuentran en los fondos del Archivo histórico del Liceo, en la Biblioteca Nacional de Cataluña y en el Centro de Documentación de las Artes Escénicas de Barcelona.

Además de narrar la historia de cada uno de los artistas, incluye datos, sucesos y entrevistas con los protagonistas, espectadores y estudiosos que los oyeron o documentaron su trabajo.

La presentación con la autora, José Antonio Robles y Maya Ramos, tendrá lugar el jueves 8 de febrero, a las 19:00 horas, en el Espacio X del Centro Cultural de España en México, ubicado en Guatemala 18, Centro Histórico, detrás de la Catedral Metropolitana. La entrada es libre.

Introducción

En la temporada 2002-2003 del Gran Teatro del Liceo un tenor mexicano cantaba una canción de Ponce para cerrar su recital. Yo estaba recién llegada a Barcelona y sin saberlo había comprado la entrada en la zona dedicada a los “especialistas” (Talibanes de la ópera, les decía un querido amigo).

El señor sentado junto a mi tenía más años de los que yo tenía de vida viendo ópera en esa butaca y, a pesar de no ser músico, era un experto de dimensiones respetables. Terminaba el recital, emotivo y elegante, como pocos había escuchado. Mi compañero de asiento, al terminar aquella canción mexicana y con los ojos llenos de lágrimas, me dijo:

“Este chico tiene el sol de tu país en la voz”.

Inesperadamente, ese comentario provocó las mías. Ese tenor era Ramón Vargas, el querido amigo al que no pude darle las gracias esa noche, por no hacer escenas sentimentaloides. Pero me di cuenta de que a estos artistas hay mucho que agradecerles.

Nuestros artistas, con apoyo o sin él, contra problemas sociales, económicos y políticos de todos los colores, siguen creando. Han trabajado desde 1870 en este teatro y han sido el centro de la fascinación, la polémica, la admiración incluso el escándalo. Han hecho que los catalanes aprecien no sólo las voces mexicanas, sino nuestros talentos en la composición, la dirección de escena y la de orquesta, el diseño escenográfico e incluso en la teoría y la documentación.

Somos el país latinoamericano que más ha participado en el Concurso Francesc Vinyas y el que más premios ha ganado. En Barcelona, a diferencia de otros lugares del mundo, en el medio operístico, somos un país querido, apreciado y respetado. Eso se lo debemos a los más de cincuenta artistas que tienen más de ciento cuarenta años viniendo, trabajando y entregando lo único que nadie podrá quitarnos nunca: el talento. Cantantes, directores de escena y de orquesta, compositores, libretistas y escenógrafos, han dejado su huella en este espacio y es esa huella la que este libro quiere estudiar.

En la historia de México se pueden contar muchas épocas de corrupción, muchas de violencia o de carencias económicas, pero la única constante en todo el devenir de nuestro país, desde antes de la conquista española, es nuestra incuestionable capacidad de crear.

Este libro sólo intenta hacer una aportación recopilando, no los datos o hechos solamente, sino de la historia de estos artistas en este teatro, porque, en definitiva, han hecho que nuestro país sea mucho más que una nota de violencia.

(https://con-el-sol-de-mexico-en-la-voz.webnode.cat/)

Comentarios