Liberan a arquitecto acusado de homicidio por derrumbe de edificio en Zapata 56

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un juez de control ordenó la liberación del arquitecto Jaime Smith Ríos, quien desde octubre del año pasado se encontraba preso, acusado del presunto delito de homicidio doloso en agravio de dos personas por el derrumbe del edificio de Zapata número 56, colonia Portales, delegación Benito Juárez, en el sismo del 19 de septiembre de 2017.

La decisión de exonerar al profesionista de toda culpa provino de la magistrada de la primera sala penal del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ-CDMX), Eva Verónica Gyves Zárate quien, luego de revisar la queja y de valorar las pruebas aportadas por la defensa del inculpado en la tercera audiencia, determinó “con justicia que (el imputado) sólo era responsable de las instalaciones, de su vigilancia y aplicación, porque ni siquiera las construyó, ni contrató a la  gente para construirlas”.

En declaraciones a Radio Fórmula, Smith Ríos, quien esta madrugada abandonó el Hospital General de la Torre Médica de Tepepan, donde estuvo recluido de manera preventiva a petición de su defensa, afirmó que no cometió ningún delito, ni ninguna falta administrativa y mucho menos deseó la muerte de Matilde Téllez y Karla Kaori Santos, las dos mujeres que perdieron la vida durante el sismo.

El arquitecto recriminó la actuación del personal ministerial de la Procuraduría en su caso: “Quiero decir al Ministerio Público que no es una, sino muchas personas, que su obligación es la procuración de la justicia, no es ver a alguien como culpable y a como dé lugar castigarlo, sea culpable o no sea culpable. El Ministerio Público se equivoca en su acción de agarrar a alguien y hasta que lo refunde y deja que se pudra en la cárcel”.

La magistrada, dijo, determinó que “soy inocente de cualquier falta administrativa y que mucho menos nunca deseé la muerte de dos pobres mujeres que nunca conocí y lamento mucho su fallecimiento a causa del sismo. Con su decisión se hace justicia”.

De la decisión del primer juez que llevó su proceso, comentó: “Yo no puedo hablar mal del primer juez de control que me vinculó a proceso, Jesús Garduño, porque él fue engañado, le dijeron una serie de mentiras. No puedo hablar tampoco mal de los ministerios públicos porque ellos no sabían a qué me dedicaba e inventaron o se imaginaron, no cumplieron con su obligación de informar; con mala fe, quizás fueron omisos, pero tampoco pido nada contra ellos”.

Smith Ríos abogó también por las dos personas que siguen presas por el mismo caso: el gestor de trámites del inmueble colapsado, Macario Espinoza, acusado de homicidio, y Juan Duay Huerta, director responsable de obra, de quien dijo que, si bien cometió un error, es un hombre de 78 años.

Comentarios