Alcalde de Ciudad del Carmen retoma servicio de limpia tras paro de empresa concesionaria

CIUDAD DEL CARMEN, Camp. (apro).- El ayuntamiento retomó hoy el servicio de recolección de basura luego de que la empresa concesionaria, PASA, paralizara sus actividades como presión para que se le liquiden 50 millones de pesos que quedaron a deber las dos anteriores administraciones municipales.

Al grito de “¡Si PASA no pasa, nosotros sí pasamos!”, el edil panista Pablo Gutiérrez Lazarus dio el banderazo de salida a un convoy de volquetes que fueron improvisados como camiones recolectores de basura.

En septiembre de 2015, en el ocaso del trienio del exalcalde priista Enrique Iván González López –actualmente sentenciado y procesado por acusaciones de peculado–, PASA hizo lo mismo, pero en aquella ocasión el servicio quedó suspendido por varios días.

En esas fechas, las toneladas de desperdicios que se acumularon en todas las calles y la fetidez que despedían causaron la molestia de la ciudadanía, que terminó por ir a arrojar su basura a las puertas del domicilio particular del exmunícipe.

Ahora, Gutiérrez Lazarus resolvió cubrir las rutas desatendidas en cuanto se confirmó que la empresa, sin previo aviso, suspendió sus actividades.

Luego de dar la salida a los camiones que recogerán la basura, el alcalde aseguró que su administración ha pagado puntual a PASA 5 millones de pesos mensuales por el servicio que ha brindado durante este gobierno, y explicó que el problema son los adeudos que dejaron los dos alcaldes que le antecedieron, los priistas Aracely Escalante Jasso y González López.

Detalló que el 29 de noviembre de 2010, “sin pasar por cabildo, de forma unilateral, ilegal y favoreciendo a la empresa”, Escalante Jasso modificó el contrato original y eliminó el barrido mecánico y manual y estableció una cuota fija por ruta recorrida en vez de pagar por tonelada.

Añadió que, además, acordó pagar como mínimo mensual 4 millones de pesos y, como resultado, la exalcaldesa heredó un adeudo de 39 millones de pesos por el servicio de basura.

“¡Ahí no se acaba!”, expresó, y destacó que durante la administración de González López “arbitrariamente se implantó el pago por recolección de basura, y, a pesar de ello, 12 días antes de concluir su trienio, también sin consultar al cabildo, modificó el contrato y nos dejó cuentas pendientes por 11 millones de pesos”.

También resaltó que, por la inflación, la empresa elevó el costo de servicio, y éste se ha venido reduciendo, como el barrido a máquina y a mano, además de que, “para simplificarse la vida” y abaratar sus gastos, ha hecho que la ciudadanía amontone en las esquinas su basura para que los camiones no tengan que entrar a las calles de las colonias.

Igual advirtió que el gobierno municipal ya considera revocarle el contrato a la concesionaria por incumplimiento, y resaltó que suspender el servicio no es la forma de reclamar los adeudos, que además fueron generados por las administraciones pasadas de una manera ilegal y arbitraria en perjuicio de la comuna.

Por último, consideró que la vía para reclamarlos los pagos era mediante una demanda judicial para que sea un juez el que decida si el ayuntamiento debe o no reconocerlos, pues las modificaciones al contrato no pasaron nunca por el cabildo para su aprobación.

Comentarios