Escala inflación por alza en precios de energéticos, confirma el Inegi

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a que la inflación cedió en enero pasado –respecto de diciembre–, los precios de los energéticos continuaron al alza al inicio de este año.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un crecimiento mensual de 0.53%, así como una tasa de inflación anual de 5.55%.

Al interior del INPC, el índice de precios subyacente mostró un incremento de 0.28% mensual y una variación anual de 4.56%.

De acuerdo con el organismo de estadística, la inflación subyacente se obtiene eliminando del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado.

Así, los grupos que se excluyen son los agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno.

Por su parte, la inflación no subyacente registró un aumento de 1.24% mensual y una tasa anual de 8.44%.

En el primer mes del año, los productos que más aumentaron fueron los plátanos con 20.21%; la papa y otros tubérculos, 10.24%; la gasolina de bajo octanaje se elevó 3.19%; el gas doméstico LP, 2.99%; el huevo 7.71%, y los derechos por suministro del agua 2.34%, entre otros.

En contraste, disminuyeron los precios del transporte aéreo, el jitomate, la cebolla, los servicios turísticos en paquete, el chile serrano, el tomate verde, el chile poblano, ropa de abrigo y el jabón de tocador.

De acuerdo con el Banco de México, la inflación rondará la meta del 3% hacia finales del año y principios de 2019, no obstante, el banco central advirtió de los riesgos ante dicha previsión como los siguientes:

Los aumentos en los precios de algunos energéticos, principalmente el gas LP, y de ciertas frutas y verduras; también una depreciación adicional de la moneda nacional y un aumento en su volatilidad ante la incertidumbre asociada al proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

También destacó los efectos del aumento al salario mínimo, que entró en vigor en diciembre en lugar de enero pasado.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios