Proceso

El “Z-43”, presunto líder de Los Zetas, fue capturado en la colonia Roma

José María Guizar, “El Z-43”. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El “Z-43”, presunto líder de Los Zetas y uno de los 122 objetivos prioritarios del gobierno federal, fue capturado en la colonia Roma, de la delegación Cuauhtémoc de esta ciudad, donde el gobierno de Miguel Ángel Mancera niega la existencia de cárteles de las drogas y crimen organizado.

Desde 2014, Estados Unidos ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares, por información que llevara a la captura de “El Z4-3”. De hecho, el capo cuenta con doble nacionalidad: mexicana y estadunidense.

Su captura se suma a una larga lista de capos. La más reciente antes de la del Z-43 fue la de Felipe de Jesús Pérez Luna, “El Ojos” y presunto líder del Cártel de Tláhuac, en julio del año pasado. Se le relacionaba con la extorsión, secuestros y homicidios en las demarcaciones Tláhuac, Milpa Alta, Xochimilco e Iztapalapa.

Meses antes, el 7 de mayo, elementos de la Sedena y la PGR detuvieron en un operativo en Xochimilco a Benigno Gastélum Sandoval “El Beni” y otras cinco personas que operaban para Dámaso López Serrano “El Mini Lic”, ligado al Cártel de Sinaloa.

El 2 de mayo, en un departamento ubicado en el edificio Hares en Avenida Ejército Nacional y Bahía de San Hipólito, en la colonia Nueva Anzures, delegación Miguel Hidalgo, fue detenido Dámaso López Nuñez “El Licenciado”, presunto sucesor de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El 21 de febrero la PGR detuvo a Héctor Arenas Saucedo “El Gordo”, del Cártel de Juárez en la colonia San Rafael, delegación Cuauhtémoc. Se encontraba en la lista de los más buscados por la DEA y realizaba la distribución de cocaína hacia Estados Unidos.

Edén Parra López “El Alacrán” fue detenido el 18 de febrero por elementos de la Semar en un domicilio de la calle Nicolás San Juan en la colonia Del Valle, delegación Benito Juárez. La PGR lo ubicaba como jefe de sicarios del Cártel de los Beltrán Leyva en Acapulco.

El 10 de diciembre de 2016, fue capturado en la colonia Daniel Garza, delegación Miguel Hidalgo, Rubén López Alcalá “El Dina”, ligado con “La Familia” y señalado por el gobierno federal como responsable de la desaparición de dos empleados del SAT en Tlatlaya, Estado de México.

El 14 de marzo cayó en el hipódromo de la Ciudad de México Cleofas Alberto Martínez Gutiérrez, “El Güero”, señalado como el segundo al mando del Cártel del Golfo y responsable de narcobloqueos en Reynosa, Tamaulipas.

El 3 de julio de 2015, en la colonia Roma, fue detenido Martín Villegas Navarrete, uno de los presuntos jefes del Cártel de los Beltrán Leyva que supuestamente se encargaba del trasiego de estupefacientes en el corredor Ciudad de México-Morelos-Guerrero.

El 17 de abril del 2014 fue capturado en la delegación Cuauhtémoc el segundo al mando en la estructura de los Beltrán Leyva, Arnoldo Villa Sánchez, encargado de la distribución de droga en el Pedregal y las colonias Del Valle y Condesa.

En 2013, el 24 de octubre, detuvieron a Manuel Aguirre Galindo, “El Caballo”, uno de los fundadores del Cártel de Tijuana de los hermanos Arrellano Félix. Nunca se reveló el lugar exacto de su detención, pero el gobierno lo señalaba como enlace entre los narcotraficantes colombianos que exportaban la cocaína a México.

En agosto de 2011, fue detenido en la delegación Tlalpan Óscar Osvaldo García, “El Compayito”, líder del grupo delictivo “La Mano con Ojos” quien operó para los hermanos Beltrán Leyva. El gobierno ofrecía por él una recompensa de cinco millones de pesos.
El 14 de junio de 2010, la Policía Federal capturó a Eznel Cortés Jiménez “El Teniente”, lugarteniente de Edgar Valdés “La Barbie”, señalado en su momento como máximo distribuidor de droga en el sur de la Ciudad de México. operaba en la colonia Torres de Padierna, delegación Tlalpan.

El 22 de octubre de 2008, en la colonia Lindavista, en la delegación Gustavo A. Madero, fue detenido Reynaldo Zambada García, “El Rey Zambada” junto con otras 15 personas. La PGR lo señalaba como uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, además de ser hermano de Ismael “El Mayo” Zambada.

El 28 de septiembre de 2007, en un Vips de San Jerónimo de la delegación Magdalena Contreras, se realizó la detención de Sandra Ávila Beltrán “La Reina del Pacífico”, quien se encargaba de las relaciones públicas de “El Chapo” Guzmán.

La detención del Z-43

Con la del Z-43 suman más de una docena de detenciones de importantes capos del crimen organizado capturados en esta ciudad, donde el gobierno insiste en negar su operación.

Eso sí, en un comunicado del Gabinete de Seguridad, el gobierno federal señaló que, durante la captura del capo en una de las colonias de mayor plusvalía de la ciudad, “no fue necesario hacer uso de la fuerza” y en todo momento se respetaron sus derechos.

Añadió que la aprehensión de José María fue resultado de trabajos de investigación encabezadas por la Secretaría de Marina Armada de México.

El sujeto, por cuya captura el gobierno de Estados Unidos ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares, es señalado como presunto responsable del trasiego de droga de Sudamérica hacia ese país y uno de los principales generadores de violencia en los estados del sureste mexicano.

En 1998, abundó el gobierno en un comunicado, el Z-43 realizó actividades vinculadas al tráfico de drogas en Michoacán, en 2001 se extendió al estado de Tamaulipas y en 2003 estableció su centro de operaciones en el municipio de Palenque, Chiapas, donde reclutó a grupos delictivos locales.

En 2005 incursionó en el estado de Veracruz, y a partir de 2007 se le ubicó como responsable de las operaciones de trasiego de droga proveniente de Colombia, ingresada a México vía terrestre por Guatemala. Además, estableció conexiones con otros proveedores en Centro y Sudamérica.

Derivado del control en el sureste del país, en 2013 el imputado expandió sus operaciones al centro de la República, principalmente el estado de Puebla, puntualizó.

En junio de 2015 el gobierno de Estados Unidos solicitó al gobierno mexicano la extradición de José María, quien además cuenta con diversas órdenes de aprehensión en su contra por delitos contra la salud, tráfico de armas, delincuencia organizada, homicidio y secuestro, tanto en México como ese país.

Según el comunicado, con información de inteligencia recabada en varios puntos del país, los elementos federales obtuvieron información para su ubicación y captura en la Ciudad de México, luego de lo cual fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la Procuraduría General de la República.