Refuerzan acciones ante “inminente riesgo” de extinción de la vaquita marina

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las Secretarías del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Agricultura (Sagarpa) y Marina (Semar) se comprometieron hoy a fortalecer las acciones para proteger a la vaquita marina ante el inminente riesgo de su extinción.

En conferencia de prensa, Rafael Pacchiano, titular de la Semarnat, resumió así el compromiso gubernamental: “No bajaremos la guardia para salvar a la vaquita marina”.

Por lo pronto, anunció tres ejes de acción para salvaguardar a dicha especie marina que sólo habita en el Alto Golfo de California: compensación a pescadores; protección en el refugio ampliado de la vaquita, y refuerzo en la inspección y vigilancia del polígono.

Pacchiano comentó que el gobierno federal ampliará durante tres meses la entrega de compensaciones a los pescadores que desarrollen artes de pesca que no afecten a la vaquita. Además, dijo que se permitirá la pesca en temporada de curvina (febrero-mayo), fuera del polígono ampliado.

Con el fin de realizar un aprovechamiento sustentable de la totoaba, las autoridades tienen proyectado también invertir en tres granjas de esta especie con 300 mil alevines, lo que permitirá controlar su tráfico ilegal e impulsar de forma paralela la economía de las comunidades del Alto Golfo de California.

Según el funcionario, el reforzamiento de la inspección y vigilancia se realizará con el despliegue de un mayor número de elementos de la Marina apoyados con un sistema de videovigilancia de largo alcance; un sistema de mando, control y comunicaciones móviles, y también equipos de comunicación digital basados en redes troncales propias.

Además, se desplegarán 14 embarcaciones, 23 vehículos, cuatro aeronaves, 177 elementos de infantería y 54 de gendarmería, además de los inspectores de Profepa y Conapesca.

Adicionalmente, el polígono de protección de la vaquita se complementará con 750 kilómetros cuadrados, en donde estarán restringidas actividades de pesca y navegación y donde se continuará trabajando en la erradicación de redes fantasma; además de duplicar el número de monitores acústicos de la marsopa mexicana en 87 sitios operando todo el año.

Pacchiano Alamán reiteró que “la vaquita marina es un símbolo de conservación, por lo que no descansaremos hasta lograr preservarla para que nuestros hijos conozcan a esta especie y se sientan orgullosos de nuestra biodiversidad.”

Comentarios