“Taller de Gráfica Popular 1937-2017”, en el Munae

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con el título de Estampa y lucha. Taller de Gráfica Popular 1937-2017, el Museo Nacional de la Estampa (Munae) exhibe una retrospectiva de su trabajo por sus 80 años de existencia.

Cabe recordar que uno de los principios y eje vertebral de este taller sobresale por su capacidad de organización para la producción colectiva basada en convicciones artísticas, políticas, ideológicas, y proyectos individuales.

Fundada en 1937 dentro de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR), guiados por sus principios progresistas y de izquierda, intelectuales y artistas como Leopoldo Méndez, Raúl Anguiano, Pablo O´Higgins y Luis Arenal crearon los fundamentos de sus primeras propuestas a favor de los intereses del pueblo. Se unieron también Ángel Bracho y Alfredo Zalce. Por tanto, sus propuestas artísticas y propagandísticas se inclinaron hacia movimientos sociales, sindicales, políticos de un México posrevolucionario, así como el apoyo a los republicanos de la guerra civil española. Años más tarde el TGP se independizó del Lear, y siguió manteniendo una actividad muy significativa.

Sorprendente y contundente fue la recepción de diferentes artistas que su unieron al Taller de Gráfica Popular gracias a su capacidad de organización abierta para la discusión de los temas de interés como eran los movimientos obreros. Este trabajo de carácter colectivo inyectó gran vitalidad y creatividad hacia un frente en común; tenían como principio su independencia económica, y que sus propuestas no favorecieran a posturas ideológicas fascistas. Su trabajo colectivo permitía la optimización de las ideas, había quien diseñaba, se corregía y se transfería ya fuera al linóleo, piedra litográfica, madera, etc. Esta exposición, que exhibe el archivo gráfico del siglo XX, es un testimonio valioso y fundamental, y resalta el oficio, la fuerza, la expresión a través de una síntesis capaz de resumir la expresión gráfica y su claridad frente al mensaje. Legado para la historia cultural de nuestro país.

El patrimonio iconográfico, reunido durante ocho décadas, ha sido rigurosamente seleccionado por la investigadora y curadora invitada Helga Prignitz-Poda. Conformado gracias al apoyo de la colección del Munae, Museo del Estanquillo-colección Carlos Monsiváis, y la Academia de Artes. Carteles, volantes, hojas y carpetas ofrecen un panorama completo, referente del trabajo gráfico mexicano, así como algunas vinculaciones con organizaciones sindicales y artísticas nacionales e internacionales.

Más de 100 artistas han dado un testimonio de la vida de nuestro país, tanto urbana como campesina.

La curadora ha dejado en claro que, después de 1967, casi los únicos trabajos de carácter colectivo del TGP han sido las emblemáticas “calaveras”, editadas regularmente cada mes de noviembre:

“Si bien es un hecho que actualmente el Taller ya no privilegia este sistema de creación de la misma forma que antes, el planteamiento curatorial de la muestra fue reunir la mayor cantidad posible de aquellas obras creadas a lo largo de los 80 años bajo ese espíritu de colectividad, factor que distinguió al TGP y la posición en el panorama del arte gráfico mundial”.

La muestra estará abierta al público hasta el 8 de abril en el Munae, ubicado en avenida Hidalgo 39, Plaza de la Santa Veracruz, Col. Centro, Ciudad de México.

Comentarios