Titular de la Sedesol coloca en su gabinete a priistas de Oaxaca y del Edomex

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Mes y medio después de tomar posesión como secretario de Desarrollo Social, el exsenador priista Eviel Pérez Magaña realizó nueve reacomodos en la dependencia, con los que reforzó la presencia de priistas de Oaxaca -su estado de origen- y del Estado de México, el bastión político del presidente Enrique Peña Nieto.

En la Subsecretaría de Desarrollo Social y Humano, cargo que él ocupó entre 2015 y 2017, Pérez Magaña designó al priista mexiquense Arturo Osornio Sánchez, quien fue diputado federal por el distrito de Atlacomulco, el municipio del que el Grupo Atlacomulco, el círculo de poder de Enrique Peña Nieto, tiene su origen.

Egresado de la Escuela Normal 3 de Atlacomulco, Osornio fue secretario de Desarrollo Agropecuario durante la administración mexiquense de Peña Nieto y recientemente fungió como secretario de Desarrollo Social en la administración de Eruviel Ávila Villegas; además, fue delegado del CEN del PRI en Oaxaca cuando Pérez Magaña era presidente estatal del partido en la entidad.

Tras la salida de Luis Enrique Miranda Nava de la Sedesol -quien se fue a Chiapas como delegado especial del PRI para realizar operaciones políticas en vista de las elecciones-, quedó en el aire la suerte de su secretaria particular Leticia Montemayor Medina, exfuncionaria mexiquense en la administración de Peña Nieto y otrora regidora priista del municipio de Metepec.

Pérez Magaña designó a Montemayor como titular del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), cuyo puesto estaba vacante desde el fallecimiento de su antecesora, María Angélica Luna Parra, el pasado 29 de noviembre.

Para sustituir a Héctor Velasco Monroy en la Dirección General de la empresa de tiendas Diconsa -el priista buscará una diputación federal por Atlacomulco en las elecciones-, el secretario ascendió al hasta hoy director de Administración y Recursos Humanos en la institución, Orlando Alfonso Olguín Miranda.

Originario del municipio mexiquense de Jilotepec, éste fue director de Situación Patrimonial en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y, según su declaración patrimonial, entre 2011 y 2013 fungió como secretario particular de Raúl Domínguez Rex, entonces presidente del PRI en el Estado de México.

En la Coordinación de las delegaciones que la Sedesol tiene en los estados -y que están ocupadas por operadores políticos del PRI-, Pérez Magaña nombró a Antonio Amaro Cancino, exdiputado federal y local por el municipio oaxaqueño de San Juan Bautista Tuxtepec, el bastión político del ahora titular de la dependencia, quien además tiene intereses empresariales ahí.

El hasta ahora asesor de Pérez Magaña, Jaime Aranda Castillo, fue designado Abogado General y Comisionado para la Transparencia de la Sedesol. Se trata de uno de los personajes que ayudó al secretario en llegar a la presidencia municipal de Tuxtepec, en diciembre de 2001, en una maniobra que algunos tacharon como fraudulenta.

Ese día, el Tribunal Electoral canceló la victoria del candidato panista a la alcaldía de Tuxtepec y entregó la presidencia municipal a Pérez Magaña, a pesar de los señalamientos de que militantes del PRI y del PRD ingresaron por la fuerza en el Consejo Municipal Electoral -donde Aranda era representante del PRI- y reventaron las urnas.

La carrera política de Aranda se desarrolló de la mano de Pérez Magaña. El priista fue diputado local por Tuxtepec entre 2007 y 2010 y fungió como secretario técnico de la Comisión de Asuntos Indígenas del Senado entre 2012 y 2016, entonces presidida por el hoy titular de la Sedesol.

Como Oficial Mayor de la Sedesol, un cargo clave -tiene la misión de elaborar y firmar los contratos-, llegó Vicente Agustín Mercado Zuñiga, quien laboró en la Secretaría de Administración y Finanzas del Comité Ejecutivo Nacional del PRI entre 2002 y 2007, periodo en el que se sucedieron Roberto Madrazo Pintado y Mariano Palacios Alcocer en la presidencia del partido.

Posteriormente, se volvió coordinador técnico de Carlos Jair Jiménez Bolaños, secretario de Hacienda del gobierno de Chiapas, entonces encabezado por el perredista Juan Sabines Guerrero.

El nuevo secretario particular de Pérez Magaña es el toluqueño Nicolás Valdés Sampedro, quien en los últimos 13 años fue coordinador en la Dirección General de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad de Toluca, así como jefe de región en el Cuerpo de Guardias de Seguridad Industria, Bancaria y Comercial del Valle de Cuautitlán – Texcoco, una de las razones sociales de los polémicos Cuerpos de Seguridad Auxiliares del Estado de México (Cusaem).

Después, el licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) se desempeñó como asesor del PRI en la junta de coordinación política del Congreso mexiquense hasta entrar como director de área en la Subsecretaría de Desarrollo Social y Humano de la Sedesol, en 2013.

Pérez Magaña entregó la Jefatura de Oficina de la Sedesol a su coordinador de asesores Filiberto Ibáñez Juárez -quien lleva cerca de dos décadas alternando cargos en la Sedesol y la Secretaría de Educación Pública (SEP)- y, como para sustituirlo, a la Coordinación de Asesores ascendió a Anitzel Merino Dorantes, quien fue asesora en la Sedesol en 2017, después de dos años en el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Cabe destacar que Pérez Magaña mantuvo en la Secretaría de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional al priista mexiquense Francisco Javier García Bejos, un exfuncionario del Estado de México en la administración de Eruviel Ávila cercano a Peña Nieto, quien tiene a su cargo el manejo del multimillonario Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS).

Comentarios