Por el narco, suspenden en Tamaulipas “fiestas de abril”

TAMPICO, Tamps., 5 de abril (apro).- Las expectativas sobre la derrama económica que dejaría en este puerto la llegada de vacacionistas por el período de Semana Santa, se desplomaron, debido a los hechos de violencia, que orillaron a la suspensión de la tradicional feria  de las “Fiestas de Abril”.
           El director de Turismo del municipio, Carlos Acevedo, dijo que se esperaba que la llegada de turistas a la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira, dejara una ganancia de cerca de 400 millones de pesos, “pero muchos de los visitantes suspendieron a última hora sus reservaciones”, por lo que la derrama fue de sólo 200 millones.
           En tanto, locatarios de la feria revelaron que, por primera ocasión en 50 años, la feria, con la que se conmemora la refundación de Tampico, quedó interrumpida cuando aún faltaba una semana para que concluyera.  
           Y es que la noche del pasado viernes, cuando se esperaba que la cantante Jenni Rivera saliera al escenario, los asistentes al espectáculo salieron en estampida ante versiones de que se escucharon disparos.
           Esa misma noche, grupos delictivos tuvieron un “encontronazo” en  un “table dance” conocido como  “Mirage”, ubicado en la avenida del Ejército de este puerto, con un saldo de siete personas muertas, dos de ellas mujeres.  
           Las “Fiestas de Abril” iniciaron el pasado 25 de marzo y concluirían el próximo 11 de abril. Sin embargo, tras lo ocurrido, se cancelaron los conciertos de  otros artistas, como Yuridia, la Sonora Dinamita, Sonora Tropicana, la Arrolladora Banda Limón, Tropical Panamá y Los Temerarios.
          Entonces, los puestos fueron desmontados, ya que los locatarios aseguraron que les fueron cortados los servicios de agua y energía eléctrica, sin mayores explicaciones.
           El pasado viernes, en la colonia Chispus de Ciudad Madero, fue localizado el cuerpo sin vida de un hombre, asesinado a balazos. Ayer fue encontrado el cadáver de otro hombre ejecutado en  la carretera al Moralillo, en Tampico.
           El jueves pasado, un comandante de la Policía Ministerial del estado fue acribillado por un grupo de sicarios que atacó a un retén policíaco. Un día antes se registró una balacera que dejó al menos siete civiles heridos ajenos a los hechos. Además, tres jóvenes fueron ejecutados en el centro de Tampico el pasado 30 de marzo.  
         En tanto, en la frontera de Tamaulipas, se volvió a vivir un fin de semana violento, que dejó un saldo de 11 muertos.
           El sábado pasado, en el municipio de Mier, ubicado en la región conocida como la Ribereña, se registró un enfrentamiento entre elementos del Ejército y sicarios, que dejó un saldo de cuatro muertos, dos de ellos integrantes de bandas criminales y otros dos menores de edad ajenos a estos hechos. Además, resultaron heridas cinco personas, también ajenas a los grupos delictivos.
           En Miguel Alemán, la mañana de ayer, fueron localizados, a la orilla del río Bravo, los cuerpos sin vida de dos hombres, asesinados por arma punzo cortante. Y anoche se registró un enfrentamiento entre grupos civiles armados en el municipio de San Fernando, con el saldo de dos muertos.
         El viernes por la noche, un comando, que se transportaba en 10 camionetas, atacó el penal de Reynosa y se llevó a 12 reos. En el enfrentamiento hubo tres internos muertos.

Comentar este artículo