Calla Cecilia Occelli secretos del sexenio de Salinas

México, D.F., 18 de marzo (apro).- Cecilia Occelli González, exesposa de Carlos Salinas de Gortari, ratificó por qué su única biografía autorizada se llama “El Encanto de la Discreción”; durante la presentación de éste libro, quien fuera primera dama del país evitó cualquier crítica al sexenio que encabezó su exmarido, al gobierno actual y tampoco quiso discutir nada que la comprometiera.

Tal vez la única sorpresa de la noche fue la aparición espontánea de Raúl Salinas de Gortari, quien evitó cualquier declaración a la prensa y la postergó con fecha indefinida: “Más adelante, cuando se calmen las aguas”.

La noche del jueves, alrededor de 120 personas se dieron cita en el Papalote Museo del Niño a la presentación del libro “El Encanto de la Discreción”, la biografía autorizada de Cecilia Occelli González, primera dama durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) y quien se separara de él tras el amorío de éste con Ana Paula Gerard Rivero.

“Me siento muy orgullosa de haber compartido veinte años de mi vida con él (Carlos Salinas) porque es un hombre aguerrido, valiente y honesto”, defendió Cecilia Occelli cuando la prensa le cuestionó sobre el desempeño de su exmarido.

En ese mismo tono, Occelli no quiso hablar de política social, economía, salud ni cualquier tema que los reporteros le pusieron sobre la mesa durante la rueda de prensa.

En su turno al micrófono, Amparo Espinosa Rugarcía, presidenta de la editorial Documentación y Estudios de Mujeres (Demac), criticó las reseñas que se han publicado sobre la obra. En particular, se refirió a una publicada por el portal Eje Central, que refería: “La señora Occelli no aporta datos ni describe la profundidad de las crisis que se vivieron en Los Pinos (…) no se mete en honduras, ni descubre los misterios de Salinas”.

En respuesta a la reseña, Espinosa Rugarcía argumentó: “Una cosa es que ella no exhiba lo que estos señores quieren para luego devorarla viva”.

Ante los reporteros, Occelli evadió cualquier pregunta que le incomodara.

     -¿Podría hacer una comparación de la política social entre el sexenio que le tocó vivir y los siguientes?

-    -Nada más le puedo decir del mío porque el trabajo social que se hizo en esa época yo siento que estaba muy organizado (…) ahora no estoy muy enterada de cómo se manejan esos programas y todavía no termina el sexenio.

     -¿Cuál es su opinión del sexenio de Carlos Salinas?

     -Vi su trabajo, estoy muy orgullosa de él.

La cita reunió a decenas de sexagenarias perfumadas, arropadas con sacos de gala, perlas finas, joyas y zapatillas. También acudió Raúl Salinas, quien fue saludado por muchas de las presentes con beso en la mejilla, abrazos y hasta posó para fotografías privadas. Cuando los reporteros se le acercaron, se disculpó y dijo que no hablaría ante la prensa.

Entre los asistentes también estuvo Carlos Abedrop, quien fue calificado como uno de los empresarios “consentidos” de Salinas; fungió como presidente de la Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México, y de la Asociación de Banqueros de México.

Una de las presentadoras fue María Teresa Uriarte Castañeda, esposa del excandidato presidencial priista Francisco Labastida Ochoa. A su juicio, Occelli González fue la última pareja presidencial dedicada a la labor social: “Ese ciclo se inicia con la señora de Alemán pero se cierra con Cecilia. No volvimos a tener una primera dama como ella”.

Durante la rueda de prensa se le preguntó a Occelli si compartía la opinión; su respuesta fue en el mismo tono que las anteriores: “Les puedo decir acerca de mi papel como primera dama, cada quien llega en oportunidades diferentes y en situaciones diferentes y ese es el papel que uno tiene que asumir”.

Ante los cuestionamientos de los reporteros, la exprimera dama tuvo que admitir que aún recibía dieta por parte de Carlos Salinas: “Sí nos apoya, es un excelente papá”.

La pareja conformada por Carlos Salinas y Cecilia Occelli procreó tres hijos, Cecilia, Juan Cristóbal y Emiliano, todos mayores de edad y presentes en la ceremonia.

Se le preguntó a Occelli si el expresidente le ordenó guardar silencio sobre los secretos de su sexenio y el por qué de su mutis. Respondió:

“Yo siempre he sentido que la vida de uno al interior es de uno, entonces cuando uno trabaja en el sector público también tiene su vida privada yo creo que soy así y me interesa mucho que mi vida sea privada y la de mi pareja también”.

Marinela Sertvije Lerdo de Tejada, directora de Papalote Museo del Niño, hizo que los hijos de los trabajadores del inmueble le entregaran a Occelli un ramo de flores en agradecimiento por ser fundadora del centro cultural.

La editorial DEMAC y la autora de la biografía, María Valles Ruiz, también publicaron la vida de María Esther Zuno de Echeverría, esposa del expresidente Luis Echeverría.

 

 

Comentar este artículo