“Definir el incidente como un asunto aislado de narcotraficantes”

“Definir el incidente como un asunto aislado de narcotraficantes”
Desde la embajada en Washington, “recomendaciones” para manejar informativamente la matanza de Tlacotepec
Pascal Beltrán del Río
En la madrugada del miércoles 3 de marzo, seis horas antes de que el priísta Rubén Figueroa recibiera su constancia de mayoría como ganador de las elecciones de gobernador en Guerrero, policías judiciales de esa entidad rodearon la ranchería de Yolotla, del municipio de San Miguel Totolapan, y detuvieron a cuatro presuntos implicados en la matanza de 24 personas cerca del poblado de Huautla, el pasado 9 de febrero
Pasaron tres semanas para que las autoridades guerrerenses siguieran la pista que señalaron los deudos de los asesinados, dos días después de la emboscada en una cañada del río Huautla El 11 de febrero, varias viudas dijeron a la prensa que los asesinos, encabezados por los maleantes Víctor Manuel García Mercado, El Chapulín, y Valerio Vázquez García, La Yegua, se ocultaban en Yolotla, una comunidad ubicada 30 kilómetros río arriba
Ese mismo día, en Washington, la oficina de prensa de la embajada de México, dirigida todavía por Javier Treviño, ideaba el modo de atemperar el impacto del incidente en los medios internacionales
El embajador Jorge Montaño envió a José Carreño Carlón, director general de Comunicación Social de la Presidencia de la República, el siguiente fax: “De acuerdo con nuestra conversación telefónica te hago llegar algunas sugerencias de acción que podrían realizarse en las próximas horas o días, en caso de que el incidente de los 24 muertos continúe siendo noticia en los medios internacionales Lamentablemente me temo que éste será el caso, ya que se intuye una `veta’ de gran interés y posibilidades de explotar Jorge Montaño (rúbrica)” El papel membretado dice: “Embajada de México”
En dos hojas, la oficina de prensa de la misión diplomática hace sus “propuestas” para lograr los “objetivos” El análisis muestra la preocupación viva del gobierno de Carlos Salinas de Gortari en lo que la prensa extranjera publique sobre los acontecimientos nacionales
Este fue, seguramente, el último trabajo a cargo de Javier Treviño, neoleonés egresado de la Universidad de Harvard, que hizo su tesis sobre el narcotráfico vinculado con las relaciones México-Estados Unidos Treviño se separó oficialmente de su cargo, que ejercía con el título de “ministro”, el 12 de febrero, según informó el corresponsal en Washington, Carlos Puig
A mediados de 1989, Javier Treviño había llegado a la capital estadunidense para trabajar en el área de prensa, en las oficinas de la Procuraduría General de la República A fines de ese año, Leonardo French, vocero de la embajada, fue llamado a la Ciudad de México para hacerse cargo de las relaciones de la Presidencia de la República con los periodistas extranjeros Lo sustituyó Treviño, quien acababa de dejar el cargo a Víctor Avilés Actualmente Javier Treviño es asesor de Luis Donaldo Colosio, secretario de Desarrollo Social
A continuación se transcriben las recomendaciones que terminaron en el escritorio de José Carreño Carlón:
“Washington, DC, 11 de febrero de 1993
“Para: Embajador Jorge Montaño
“De: Oficina de Prensa
“Re: Análisis y recomendaciones caso Huautla, Guerrero
“Objetivos:
“1 Alejar el incidente de Acapulco y de la industria turística mexicana
“2 Evitar que se vincule este incidente a la campaña electoral por la gubernatura de Guerrero
“3 Definir el incidente como un caso aislado de conflictos entre narcotraficantes
“Propuestas:
“1 Es importante definir el ángulo de la noticia que queremos que los corresponsales extranjeros retomen:
“En términos de la cobertura noticiosa, éste debe ser definido como un incidente relacionado con el narcotráfico y no como un incidente que refleje violencia generalizada o inseguridad pública
“Es probable que alguno de los corresponsales pudiera utilizar como antecedente de este tipo de incidentes, el que ocurrió recientemente en una discoteca de Puerto Vallarta en donde se dio un ajusticiamiento entre bandas de narcotraficantes Sería necesario revisar ese caso y tener la información más detallada y reciente sobre los resultados de las averiguaciones De otra forma se reduce la credibilidad de cualquier acción que podamos tomar en este caso de Guerrero
“2 Al relacionarlo con el narcotráfico, lograremos traer el caso de la esfera estatal a la federal, de tal forma que sea la PGR la que tome el control de información sobre el incidente De esta manera se evitaría que existieran múltiples voceros, con puntos de vista contradictorios, que pudieran ser explotados por los corresponsales extranjeros Este puede ser un buen caso para aplicar un nuevo estilo de la PGR al llamar a una investigación exhaustiva sobre el narcotráfico en Guerrero
“3 Para evitar que los corresponsales extranjeros se trasladen inmediatamente a Guerrero, se podría llamar a una conferencia de prensa en la ciudad de México, en la PGR, en donde con grandes mapas del estado de Guerrero se ubique claramente el lugar en que se encuentra Huautla, de tal forma que se aísle de los centros turísticos de Acapulco y Zihuatanejo Esta presentación gráfica daría la oportunidad, asimismo, de mostrar el alcance de los esfuerzos de erradicación de cultivos de mariguana que las fuerzas armadas y la PGR están llevando a cabo en Guerrero
“4 Debemos transmitir una imagen muy clara de que el gobierno federal está en control de la situación Esto debido a que los cables de noticias dicen que la zona es peligrosa y que se podrían esperar mayores represalias entre las bandas de narcotraficantes
“5 Dado el prestigio del nuevo procurador, incluso la PGR podría organizar un pool de reporteros extranjeros para que viajaran junto con algunos altos funcionarios de la PGR a hacer un recorrido por las diferentes zonas de Guerrero en donde se está combatiendo el narcotráfico, con una parada en Huautla
“6 Las imágenes son muy importantes Sería muy útil llevar reporteros gráficos (y) camarógrafos y mostrarles los campamentos en donde se tenga la droga erradicada y asegurada, armas confiscadas, equipo sofisticado de la PGR para la detección de plantíos
“7 Hay que tener en cuenta que de no definir nuestro mensaje con precisión, y de no existir una acción coordinada, podrían aflorar otros temas negativos relacionados con el narcotráfico Ejemplos: siendo Guerrero un estado con presencia militar en el combate al narcotráfico se podría(n) revivir ángulos como los de Baborigame y Tlalixcoyan También podría salir el caso de la pobreza, caciquismo, falta de oportunidades en el campo, y la violación de los derechos humanos”
Hasta ahí el análisis a cargo de Javier Treviño Al final del texto, alguien anotó: “Está bajo jurisdicción Procu estatal/ no fuero federal”
A OBEDECER
Ese fue, justamente, el embrollo legal que siguió a la matanza de Huautla, población del municipio de “General Heliodoro Castillo”, cuya cabecera es Tlacotepec
Día y medio después de la emboscada, el procurador estatal de Justicia, Rubén Robles Catalán afirmó, mediante un boletín de prensa, que, según las primeras investigaciones, “se presume que el móvil de estos asesinatos fue un arreglo de cuentas entre dos grupos del narcotráfico que prevalecen en la zona, ya que las armas utilizadas y la fama pública de los implicados así lo indica”
La declaración chocó con la versión del alcalde General Heliodoro Castillo, el priísta Pedro Moreno Chapa, quien rechazó que los asesinatos “tengan algo que ver con el narcotráfico”, interpretación avalada por las viudas
Estas últimas, entrevistadas en Tlacotepec por el corresponsal Jorge Valdez Reycén (Proceso 850), aseguraron: “Los asesinos se esconden en Yolotla, a 30 kilómetros de Huautla, en el municipio de San Miguel Totolapan”
A los 150 policías que, con armas de alto poder, patrullaban Tlacotepec y Huautla al día siguiente de la matanza, les tomó 21 días llegar a Yolotla, una ranchería que no existe para el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), que realizó el censo nacional de población de 1990 Expresaban temor de lo que pudiera ocultarse en la sierra, declaraciones que el equipo de prensa de la embajada mexicana en Washington hubiera preferido no ver publicadas
Pero había otras explicaciones sobre la tardanza en las investigaciones Las autoridades estatales, finalmente puestas al frente del esclarecimiento de los crímenes, alegaban que las averiguaciones previas debían integrarse debidamente Se abrieron dos: la BRA/II/006/993 y la BRA/II/007/993 La primera de ellas, sobre el asesinato, en el rancho Los Jazmines —que tampoco existe para INEGI— de los jóvenes Genaro Delgado Peña, Maximiliano Rojas Estrada y Ausencio Solano Castrejón, el 6 de febrero pasado, cometido supuestamente por la banda de El Chapulín; la segunda, acerca de la emboscada en el paraje de Los Mangos, a las afueras de Huautla, en la que murieron 24 personas, aparentemente a manos del mismo grupo
Otra interpretación sugería que la averiguación fue detenida para que no se mezclara con las elecciones para gobernador de Guerrero, celebradas el domingo 21 de febrero Cierta o no esta versión, la policía no entró en Yolotla sino unas horas antes de que Rubén Figueroa Alcocer recibiera su constancia de mayoría en Chilpancingo Y los resultados electorales oficiales también entraron en la polémica: mientras el PRI ganó la votación en el municipio de General Heliodoro Castillo, el PRD venció en Huautla
Por estar situada en una loma, en la ribera occidental del río Huautla, que divide los municipios de General Heliodoro Castillo y San Miguel Totolapan, la ranchería de Yolotla fue tomada en la madrugada por la policía Los agentes judiciales y “motorizados”, que por tres semanas habían esperado la llegada de 19 órdenes de aprehensión, entraron en acción Usando un altoparlante, se exigió que los ahí escondidos se rindieran Según la versión policiaca recogida por Jorge Valdez Reycén, la respuesta fueron descargas de rifles 30-M1 y escopetazos
Los cerca de 80 policías aguardaron a que se acabara el “parque” de los que resistían; el tiroteo duró un cuarto de hora A las 5:30 de la mañana se entregaron cinco hombres: Jorge Serna Basilio, Jesús Cruz Zavaleta, Romualdo Adame Torres y los hermanos Lucas y Juan Abarca Barrera Cuatro de ellos estarían implicados en las matanzas del 6 y 9 de febrero Tras de su detención se les recogió semilla de mariguana y amapola, armas largas y la confesión de que Valerio Vázquez, La Yegua, había planeado la emboscada en Los Mangos
Pero hasta en esto hubo contradicciones El primer comandante regional de la Policía Judicial del estado, Simón Wences Martínez, habló de seis detenidos El procurador Robles Catalán y el fiscal especial Javier Olea Peláez dijeron, en conferencia de prensa, la tarde del miércoles 3, que cuatro personas habían sido aprehendidas Wences relató que el operativo había ocurrido de madrugada; Olea sostuvo que concluyó a las siete de la mañana
Robles Catalán leyó un documento ante reporteros locales, en Chilpancingo, en el que insistió que “el móvil del múltiple homicidio en Huautla fue el control de la siembra y venta de mariguana y amapola”, por lo que “definitivamente sí tendrá que intervenir la Procuraduría General de la República”, tal como recomienda el texto elaborado en Washington
El procurador dijo que había comisionado a un grupo de agentes judiciales “para que se trasladen al estado de Morelos”, a fin de cumplir el resto de las órdenes de aprehensión Para ello, pidió la colaboración del gobierno morelense y de las corporaciones policiacas de esa entidad, informó el corresponsal Valdez Reycén
Robles Catalán también afirmó que entre las actividades de El Chapulín y La Yegua “está la vigilancia con gente armada de los plantíos de amapola y mariguana de la región, propiedad de los hermanos García Reyes y de otros narcotraficantes más” Durante su estancia en Tlacotepec, la policía descubrió tres plantíos de esos estupefacientes, a quince minutos del palacio municipal
Y, a pesar de las advertencias del equipo de Javier Treviño, el caso de Huautla ya sacó a la luz el peligro que representan los grupos armados en la región, la miseria, el caciquismo y la escasez de oportunidades en el campo Ahora, detrás de la sombra de represión que comienza a cernirse sobre rancherías y poblados de la sierra guerrerense, pudiera aflorar la violación de los derechos humanos

Comentar este artículo