SIN DAR LA CARA, EN LA CALLE Y SIN NINGUN RESPETO POR SU TRAYECTORIA, TV AZTECA LIQUIDO 14 AÑOS DE TRABAJO DE MARIA LUISA MANZO

SIN DAR LA CARA, EN LA CALLE Y SIN NINGUN RESPETO POR SU TRAYECTORIA, TV AZTECA LIQUIDO 14 AÑOS DE TRABAJO DE MARIA LUISA MANZO
El pasado 15 de noviembre fui despedida injustificadamente de TV Azteca por ser la esposa de Carlos Albert, quien como usted sabe, entabló una demanda laboral en contra de esa empresa con anterioridad, esto a pesar de que sus ejecutivos alardearon de madurez, diciendo que sabrían separar nuestros expedientes y respetarían mi trayectoria Ese 15 de noviembre la empresa dirigida por Ricardo Salinas me liquidó de manera ilegal, pero, debido al asunto laboral de mi esposo, consideré prudente dejar las cosas en paz y no hacer más ruido
Sin embargo hoy, después de una serie de vivencias muy amargas, he decidido que es necesario, por lo menos, denunciar públicamente el trato injusto e indigno que los ejecutivos de esa empresa me han brindado Con esto digo adiós definitivamente a Canal 13, porque uno no puede formar parte de una institución que no se respeta a sí misma y que se rige bajo normas carentes de ética y educación elementales
Los ejecutivos de TV Azteca no dan la cara, no muestran sensibilidad alguna ni respeto por su personal, son mentirosos, no hablan con verdad ni miran de frente, carecen de valor civil, son gente sin escrúpulos ni principios y, por supuesto, de cortesía y educación ¡ni hablar!, por ahí pasaron de noche
HECHOS
A finales de 1995 recordé que en la amañada liquidación que la empresa me había dado, no habían incluido la cantidad correspondiente a mi “fondo de ahorro”, por lo que el día 2 de enero me comuniqué con el abogado Borrego, director jurídico de esa empresa, para hacérselo saber, así como para solicitarle el comprobante de retención de impuestos correspondiente a la liquidación anteriormente mencionada, mismo que había quedado pendiente precisamente por la premura con la que me habían despedido (el abogado Borrego me presentó unos papeles, me pidió que los firmara y acto seguido me tomó del brazo y me acompañó hasta la puerta, todo esto en menos de cinco minutos) El licenciado Borrego me contestó que efectivamente esa partida había sido omitida de mi liquidación de manera “accidental” y me citó en las instalaciones de TV Azteca el 3 de enero a las once de la mañana, cita a la que acudí puntualmente sólo para enterarme de una “posposición” La nueva cita sería ese mismo día pero a las cinco de la tarde, para no cometer nuevamente el error de creer en la seriedad de los ejecutivos de esa empresa, verifiqué telefónicamente la cita a las cuatro y media “Todo está listo, preséntese a las cinco de la tarde con el licenciado Cristóbal Ortiz” (gerente de Administración de Personal) En primer lugar, no me permitieron el acceso a las instalaciones de la empresa, los encargados de seguridad tenían órdenes precisas al respecto y así me lo hicieron saber, y me tuvieron quince minutos esperando en la calle hasta que una persona salió a informarme, por segunda ocasión en un solo día, que los papeles aún no estaban listos, que por favor regresara en dos horas A las siete de la noche me entregaron el cheque en la calle y ahí mismo firmé los papeles correspondientes, me trataron como si fuera yo una delincuente me pregunto si pensaron que yo podría entrar a sabotear sus instalaciones con las armas de alto poder que cargo en mi bolsa
Después de esta demostración palpable de su poca educación, le he perdido todo respeto a quienes dirigen esa empresa, ya que uno no puede esperar en el futuro reconsiderar ningún tipo de relación con quien no da la cara, y una de las características fundamentales de la gente bien nacida es ésa Los ejecutivos de TV Azteca no saben mirar de frente, no se atreven a confrontar su conciencia, no son gente decente; lamento decirlo pero he reconfirmado que son tramposos, que juegan chueco, son mentirosos, no tienen clase ni calidad humana y, por supuesto, desconocen el significado de la cortesía y el profesionalismo
Es obvio que no supieron diferenciar entre dos personas que llegaron a esa empresa por senderos diferentes y labraron su camino en la misma por méritos individuales y propios
Señor director, mi interés al solicitar la inclusión de estas líneas en su revista, es con objeto de denunciar públicamente el trato injusto e indigno de quienes dirigen TV Azteca de esa manera, lamento mucho el haberme entregado a esa empresa con aliento y honestidad a toda prueba durante 14 años Estos individuos que ahora la dirigen no se merecen todo el esfuerzo que mucha gente como yo hicimos para consolidar el prestigio de esa empresa de comunicación que ellos compraron al amparo de una chequera y de una licitación que por lo visto deja muchas dudas, porque obviamente en el paquete de exigencias jamás se pensó en cuestionar el sentido social y la calidad humana de los posibles compradores; de haber sido así, Ricardo Salinas y sus socios jamás lo hubieran conseguido, ya que la “clase” y la “educación” son conceptos que se maman, no se compran
Atentamente
María Luisa Manzo Ponce

Comentar este artículo