Ejecutan y cortan dedos a un jefe de la Policía Ministerial de Tamaulipas

Ciudad Victoria, Tamps , 5 de mayo (apro)- Con los cinco dedos de la mano izquierda cercenados y un mensaje de amenaza, fue localizado en un paraje de esta ciudad, el cadáver del jefe de grupo de la Policía Ministerial del estado (PME), Jesús Servando Zúñiga de los Reyes
De acuerdo con versiones de la PME, el jefe policíaco, quien estaba asignado al Centro de Comando, Cómputo y Comunicaciones (C-4), tenía varios días de haber desaparecido
El cadáver de Zúñiga de los Santos con cuatro impactos de bala en el cuerpo y la mano izquierda mutilada, fue localizado en la mañana por unos pepenadores en una brecha que conduce al relleno sanitario de esta ciudad
A un costado del cuerpo había una cartulina que decía: “Sigan creyendo que les van hacer un paro; esto apenas comienza pinches panochones”; encima del abdomen, los cinco dedos que le fueron cercenados El jefe policíaco vestía pantalón de mezclilla y camiseta blanca; tenía el rostro cubierto con vendas y cinta adhesiva color gris metálico
El agente del Ministerio Público, Javier Rodríguez Amaro, reportó que el cuerpo de Zúñiga de los Reyes presentaba dos balazos en el pecho y dos más en el rostro
El policía asesinado había ocupado hasta hace unos meses la Coordinación de la Policía Preventiva Municipal de Ciudad Victoria En los círculos policíacos se relaciona este asesinato con la reciente detención de Rogelio Díaz Cuellar, alias “El Rojo”, el pasado 25 de abril en esta ciudad
A Zúñiga de los Reyes se le ubica como uno de los más cercanos colaboradores que tuvo Silvestre Bañuelos Alejo, el exsubdirector de la Policía Ministerial del estado, quien fue ejecutado el 13 de septiembre del 2006, cuando llegaba a su casa en esta capital
Ambos policías tenían estrecha relación con Javier Córdoba González, actual titular del Consejo Estatal de Seguridad y quien tiene a su cargo la coordinación del C-4, en donde estaba asignado Zúñiga
Según distintas versiones, tanto Córdoba como los otros dos policías ahora asesinados, fueron amenazados de muerte desde hace años por Díaz Cuellar, supuesto “jefe de plaza” en del cártel del Golfo en esta ciudad

Comentar este artículo