Abogado abandona a Vergara

MEXICO, D F, 11 de septiembre (apro)- Jorge Vergara, dueño del Guadalajara, recibió un duro golpe en su lucha por acreditar la legítima propiedad del equipo: su abogado y amigo de toda la vida, Héctor Romero Fierro, le presentó sorpresivamente su renuncia
Romero Fierro anunció este tarde su declinación al caso Vergara minutos después de la audiencia del empresario ante el juzgado Primero de lo civil, donde permaneció durante casi seis horas para defenderse de la demanda presentada en su contra por los socios disidentes del Club Guadalajara, A C, presidido por Francisco Cárdenas
Antes, el ahora exabogado del controvertido empresario dijo que dejaba de brindar sus servicios profesionales a Vergara, “porque traigo la aspiración de la Auditoría Superior del Estado”
“Lo que le pedí (a Vergara) fue que nos sentáramos a hacer cuentas de lo que nos debe y empezar a trabajar”, dijo Romero
En declaraciones a Estadio W, Romero Fierro dijo: “Que quede claro: el juicio lo dejamos ganado”
Alertó que si la nueva abogada de Jorge Vergara, Sofía López de Alba, “sabe llevar bien (la situación), no tendrá problema alguno; lo va a ganar”
Antes, Romero advirtió que Vergara deberá pagarle sus honorarios: “Jorge sigue siendo mi amigo Una vez que nos liquide lo que nos debe, le entregaremos los asuntos y yo me dedico a buscar la candidatura de la auditoria”
Vergara se convirtió repentinamente en propietario del club más popular del país cuando el 30 de octubre de 2002 –en una controvertida asamblea extraordinaria– 172 socios con certificado de aportación (de los 196 en total) acordaron transformar la A C del club tapatío en una sociedad anónima
Por ello, los 26 socios con certificado de aportación del Club Guadalajara, A C interpusieron una demanda mercantil en septiembre de 2007 en contra de Vergara, en la que exigen la nulidad de esa asamblea
Según los demandantes, en la asamblea se cometieron anomalías que facilitaron la venta ilegal del club Guadalajara
El pleito podría tomar otro giro si la nueva defensora de Vergara equivoca el rumbo, porque “el juicio lo dejamos ganado”, dijo Romero Fierro

Comentar este artículo