Pide la Codehum destituir a coordinadores de la policía ministerial en Guerrero

México, D F, 19 de abril (apro)- La Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Codehum) pidió al procurador de Justicia de Guerrero, Eduardo Murueta Urrutia, fincar responsabilidades penales a los coordinadores de la Policía Investigadora Ministerial y a cuatro agentes por tortura contra los presuntos asesinos del diputado panista Jorge Bajos Valverde, perpetrado en enero pasado en Acapulco
Juan Alarcón Hernández, presidente de la Codehum, aseguró que Aldy Manuel González Rodríguez y Nicolás Cardoso Macedonio (asesino material) fueron víctimas de tortura, por lo que recomendó la destitución de los responsables y se les finquen responsabilidades penales
Alarcón Hernández recordó que, según peritos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), los presuntos homicidas del legislador fueron sometidos a todo tipo de vejaciones para que se declararan culpables
Detalló que el viernes pasado enviaron la recomendación 18/2007 al procurador de Justicia de Guerrero, Eduardo Murueta Urrutia, para que actúe contra los coordinadores de la Policía Investigadora Ministerial (PIM), Raúl Ricardo Rodríguez Guzmán y Predix Luna Simón
Además, sugirió el mismo procedimiento contra los agentes Miguel Simón Díaz, José Luis Felipe Rodríguez, Alfredo Hernández Comino y Agustín Berrera Rodríguez, por incurrir en actos de tortura y allanamiento de morada
Según el dictamen de los peritos expertos en criminalística y psicología, Aldy González Rodríguez –esposo Jacqueline Orta Rodríguez, diputada suplente de Bajos Valverde– y Nicolás Cardoso Macedonio, presentaron lesiones en los testículos, producto de descargas eléctricas
Asimismo, tenían rotas las membranas timpánicas por golpes recibidos en la cabeza, además de quemaduras en diferentes partes del cuerpo
A González Rodríguez, según el dictamen de la CNDH, la tortura le provocó dolores de cabeza, insensibilidad y adormecimiento en ambos brazos, dolor y cansancio muscular, ardor de estómago, sudoración excesiva, insomnio, miedos nocturnos y llanto
Según el dictamen de la CNDH, los detenidos fueron golpeados, quemados con cigarros y “presionados física y psicológicamente para firmar documentos que no les permitieron leer”

Comentar este artículo