Nulidad, lo menos costoso

Con una imagen de vanguardia construida durante una década, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) está en riesgo de sufrir una involución La forma en que afrontó y resolvió las impugnaciones por las irregularidades registradas el día de la elección presidencial sorprendió no sólo por la brevedad de la sesión, sino por la falta de información sobre lo que encontró en el recuento de sufragios en miles de casillas, advierte el exconsejero del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) Eduardo Huchim en la edición1557 de Proceso
Asimismo, plantea que, en estas circunstancias, se ahondan las dudas sobre lo ocurrido el 2 de julio, se alimenta la “idea equivocada” de que hubo un fraude generalizado, se aleja aún más la certeza exigida por la Constitución y se impone la necesidad de anular los comicios presidenciales
Los datos hasta ahora dispuestos por el TEPJF, así como las cifras registradas por el Instituto Federal Electoral (IFE), llevan al experto en controversias electorales a cuestionar la decisión unánime de los siete magistrados de la Sala Superior del tribunal de negarse a realizar un recuento voto por voto
Incómodo presidente de la Comisión de Fiscalización para todos los partidos políticos cuando estuvo en el IEDF, Eduardo Huchim considera no obstante que el TEPJF hizo lo correcto al abrir los incidentes de previo y especial pronunciamiento, con lo que se permitió revisar los paquetes electorales de cerca de 12 mil casillas
“Donde el tribunal se rezagó fue de cara a lo que encontró en el recuento, pues los magistrados no estuvieron dispuestos a la apertura total o, por lo menos, a abrir un segmento más amplio de casillas Ese paso era indispensable para saber con claridad quién ganó la elección Con esta decisión comenzaron a alejarse de lo que hubiera sido mejor para la certeza de la elección”, enfatiza
Hay datos suficientes para sostener que lo que se halló en la primera apertura de paquetes que hizo el IFE, además de lo que arrojó el recuento ordenado por el tribunal, obligaba a contar de nuevo voto por voto, expone Huchim
Huchim, quien confirmó que hubo una gran sustracción de boletas y “taqueo” en las unas, considera que “lo menos costoso para el país sería que los magistrados anularan la elección”, dice en el reportaje que aparece en el número 1557 de Proceso

Comentar este artículo