Disparan contra una periodista y asesinan a un abogado en Nuevo Laredo

* La reportera Guadalupe García Escamilla recibió cinco impactos de bala calibre 9 mm
* Horas antes reportó el asesinato del litigante Fernando Partida Castañeda, presidente de la Barra de Abogados/b>
Nuevo Laredo, Tamps, 5 de abril (apro)- Una reportera de radio, Guadalupe García Escamilla, fue herida de por lo menos 5 disparos cuando llegaba a la estación difusora Stereo 91 la mañana de este martes, mientras que unas horas antes, fue ejecutado el expresidente de la Barra de Abogados de esta ciudad, Fernando Partida Castañeda, cuando fue interceptado por un pistolero en un estacionamiento
La ejecución ocurrió a la medianoche, cuando Partida Castañeda se disponía a subir a su auto, un Chevrolet Corvette modelo 1996, en los estacionamientos del restaurante Alda-Habi, ubicado en las calles de Washington y Guerrero, en pleno centro de esta ciudad
Por la mañana, vía telefónica, la reportera Guadalupe García Escamilla dio a conocer en el noticiero matutino de Stereo 91, la noticia sobre la ejecución del abogado y una hora más tarde, pasadas las 08:00 de la mañana, fue baleada cuando llegaba a las oficinas de la estación de radio, ubicadas en las calles de Washington y Venustiano Carranza
El director de la Policía Ministerial del estado, Fernando Vallejo, declaró en rueda de prensa que se presume que tanto la ejecución del abogado, como el atentado contra la periodista, podrían estar ligados, al igual que otro intento de asesinato ocurrido el 2 de abril al mediodía en contra del litigante Anselmo Guarneros, quien resultó herido en un brazo y ocupaba una oficina en el mismo edificio que Partida Castañeda
Vallejo explicó que hay varios elementos, como la forma en que se desplazó el sicario, el arma calibre 9 milímetros utilizada en los tres casos y otros elementos que no quiso detallar, los cuales hacen suponer que es una misma persona la que los cometió
“En estos hechos no se ha descartado ninguna línea de investigación; las primeras investigaciones dejan entrever que la autoría material de estos atentados podrían ser obra de un mismo individuo, quien para consumar estos ataques utilizó una pistola automática calibre 9 milímetros”, declaró el director de la corporación
El estado de salud de García Escamilla se reporta como estable, pero aún en estado “crítico”, después de haber sido sometida a una intervención quirúrgica que duró más de 10 horas en la clínica de especialidades de esta ciudad, donde permanece en la unidad de cuidados intensivos
Esta es la tercera ocasión que García Escamilla es víctima de un atentado, pues el pasado 18 de febrero, supuestamente había sido amenazada de muerte a través de la frecuencia de radio de la policía Así mismo, recientemente dos vehículos de su propiedad habían sido rociados con combustible e incendiados frente a su casa
Esta mañana, luego del atentado, se manejaron algunas versiones de que García Escamilla había sido la primera en entrevistar a los presos Jorge Castañeda y Sergio Octavio Montelongo, quienes fueron asesinados en el interior del Penal II de Nuevo Laredo, después de denunciar que eran extorsionados por el director de la Policía Preventiva estatal, Javier Núñez Razzo Sin embargo, el director de la PME no confirmó esta información
Tampoco quiso abundar cuando se le cuestionó sobre la versión de que la cámara de video del sistema de seguridad de la estación radiofónica logró captar el vehículo en el cual huyó el sicario
“Hay cierto material que se está alistando y tan luego que tengamos resultados lo haremos de su conocimiento”, declaró en la rueda de prensa, en la que también estuvieron presentes la Procuradora de Justicia del estado, Mercedes Guillén Vicente, y el secretario general de Gobierno, Antonio Martínez Torres
La procuradora prácticamente se mantuvo en silencio durante la rueda de prensa, mientras que el secretario general de Gobierno reconoció que a pesar de los operativos en los que intervienen corporaciones federales, estatales y municipales, la tranquilidad no ha vuelto a Nuevo Laredo
De acuerdo con Vallejo, la ejecución del abogado es la número 19 en lo que va del año en esta ciudad fronteriza, mientras que a nivel estatal van más de 90 homicidios, de los cuales 33 han tenido características de haber sido cometidos por las bandas de narcotraficantes y esperan que sean atraídos por la Procuraduría General de la República
Durante el sexenio de Tomás Yarrington Ruvalcaba, que acaba de concluir el pasado mes de diciembre, se registraron cinco homicidios en contra de periodistas, pero de acuerdo con el Centro de Estudios Fronterizos y de Promoción de los Derechos Humanos, además son numerosos los casos en que trabajadores de los medios de comunicación han sido objeto de “levantones” y de amenazas por informaciones que manejan en sus respectivos medios de comunicación
Entre los periodistas asesinados, se encuentra el director Editorial de El Mañana, de Nuevo Laredo, Roberto Mora García, quien fue ultimado de 26 puñaladas, el 19 de marzo del año pasado cuando llegaba a su casa en esta ciudad, tras haber salido de trabajar en la redacción del periódico
Además, también el año pasado, fue asesinado el columnista matamorense, Francisco Arratia, quien fue brutalmente torturado El periodista Félix Fernández García fue ejecutado con disparos de metralletas AK 47, el 18 de enero del 2002, cuando se transportaba en su vehículo muy cerca de la Presidencia Municipal de Miguel Alemán
El 8 de abril del 2000, fue torturado y asesinado con un balazo en la cabeza, Pablo Pineda Gausín, del periódico La Opinión, de Matamoros, mientras que Mario Morales Palacios, quien había sido señalado como el publirrelacionista del cartel del Golfo, fue ejecutado al estilo gangsteril en abril de 1999
Otros periodistas asesinados en Tamaulipas han sido Carlos Aguilar Garza, editor del periódico Y Punto, asesinado en Nuevo Laredo, en enero de 1993; Ernesto Flores Torrijos y Norma Moreno Figueroa, fueron baleados cuando salían del diario El Popular, de Matamoros, en julio de 1986; mientras que en Reynosa, en 1985, fue asesinado Jorge Brenes Araya
El atentado contra García Escamilla es el cuarto que ha registrado en la entidad en menos de un año
Según la organización Reporteros sin Fronteras, durante el último periodo del gobierno de Tomás Yarrington, en Tamaulipas se registraron 5 atentados contra informadores, dos de los cuales murieron el año pasado: Roberto Mora, director editorial de El Mañana, y Francisco Arratia Saldierna, columnista y colaborador de varios medios de Tamaulipas
La comisión En Memoria, fundada por cinco organizaciones dedicadas a la defensa del derecho a la información y la protección de los periodistas, destacó en un reporte de finales de marzo que la investigación del caso de Mora no ha registrado avances sustanciales

Comentar este artículo