Expectativa por ver Faraón: el culto al sol en el antiguo Egipto

* Esperan sea visitada por cerca de medio millón de personas
* Es la exposición más importante sobre esa cultura

México, D F, 18 de abril (apro)- Según cálculos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), más de 400 mil personas visitarán la exposición Faraón: el culto al sol en el antiguo Egipto , montada en el Museo Nacional de Antropología
Tan sólo el día de su inauguración –afirma el instituto– asistieron más de 3 mil personas Ese 29 de marzo fue seguramente la última aparición pública del etnólogo Sergio Raúl Arroyo como director del instituto Cuando se levantó la opinión de diversos especialistas sobre su salida, el arquitecto Jaime Ortiz Lajous señaló el irónico hecho de que su discurso fuera muy aplaudido tanto por el presidente Vicente Fox como por Reyes Tamez, secretario de Educación Pública, y apenas tres días después le exigieran su renuncia
En aquel momento el etnólogo explicó que el culto a sol es quizá la práctica más extendida entre las antiguas civilizaciones, que le dedicaron palacios, templos, tumbas Dijo que la muestra evidencia el rescate y la investigación arqueológicos que en Egipto hicieron especialistas como el alemán Richard Lepsius
De hecho la exposición no proviene de museos egipcios, sino de dos recintos alemanes: el Egipcio de Berlín y el Estatal de Arte Egipcio de Munich, fundados –según explicó Peter Klaus Schuster, director de los Museos Estatales de Berlín– en 1830, hace 165 años, para “albergar la colección de las artes y las culturas del mundo, como los grandes depositarios (ahora les dirían saqueadores) universales”
Calificada por las instancias oficiales como la exposición “más importante” que Alemania ha organizado sobre esta antigua cultura, la exposición ciertamente ha creado expectativa entre el público Es así que el INAH anunció una modificación en las estrategias de atención Por ejemplo, se cambió el rumbo de la fila hacia el interior del recinto para que la gente no sufra bajo el rayo del sol También hay taquillas electrónicas que permiten establecer el perfil del público: estudiantes, maestros, adultos mayores, niños menores de tres años, lo cual será aprovechado para futuras exposiciones
Se pensó también en una museografía que hiciera más fluido el caminar y se incorporó tecnología “de primer nivel”, como cédulas electrónicas con breves textos y videos de no más de un minuto y medio de duración, que complementan la información sobre las obras
Se exhiben en total 150 piezas Desde luego la efigie de la reina Nefertiti, que data del año 1338 aC, no forma parte de la muestra, pues es considerada por los berlineses como una obra maestra no sujeta a préstamos para exposiciones
Durante su visita a México, Dietrich Wildung, director del Museo Egipcio de Berlín, indicó a la prensa que este recinto tiene derecho a conservar el busto desde 1930 porque fue “exportado” desde su lugar de origen, mediante un convenio legal aceptado por ambas partes
En la muestra hay en cambio esfinges, obeliscos, esculturas y joyas, entre otros objetos, que dan cuenta de tres mil años de historia egipcia Destacan la cabeza colosal del rey Tutankhamon, la estatua cúbica de Sesenmut, una representación del dios Horus y el sarcófago de Anch-Hor
Las obras se han separado en distintas salas de acuerdo con los temas: Las siluetas del dios Sol, El nacimiento del dios Sol, Los protectores del dios Sol, La pirámide, El Sol en el inframundo, Faraones solares, Atón: la revolución monoteísta de Akhenatón, Ritual y culto, Sacerdotes, Dioses Lunares, Dualismo, Dios Sol y naturaleza, El cielo y Egipto, entre otros temas
Cuando se anunció la exposición el museógrafo Miguel Ángel Fernández, coordinador técnico de la misma, destacó:
“El culto al Sol es algo sin lo cual no se entendería el Egipto faraónico, es el tema central y sobre el cual se ha escrito más en egiptología durante los últimos 15 años Según palabras del propio director general de los museos alemanes, Faraón es la exposición más importante que ha realizado esta nación sobre la cultura egipcia, jamás”

Comentar este artículo