Exhiben nueva momia en Guanajuato

* Un niño menor un año de edad, el nuevo inquilino del museo
* Murió apenas en los años 80; las características del panteón de Santa Paula produjeron la momificación

Guanajuato, Gto , 2 de noviembre (apro)- El cuerpo de un niño de menos de un año de edad vestido a la usanza de San José se convirtió en la momia número 109 del museo de Las Momias en esta ciudad, que es el quinto más visitado en todo el país, de acuerdo con datos de la Dirección Estatal de Turismo, y que se convierte en estas fechas de muertos en un referente central para los guanajuatenses y visitantes
Surgidos del suelo arcilloso del viejo panteón de Santa Paula –cuya construcción data de 1853-, los cuerpos de estos difuntos sufrieron el fenómeno de la momificación: la deshidratación de los tejidos que evita su descomposición al disecarlos
La temperatura semi cálida de la ciudad de Guanajuato –ubicada en una cañada en medio de la sierra, y sobre un río– ha contribuido también para que este fenómeno siga registrándose en los cuerpos que se conservan en el panteón de Santa Paula
De acuerdo con la información que se proporciona en el museo de Las Momias y salón del “Culto a la Muerte”, el primer cuerpo exhumado convertido en momia fue el de un médico francés, Remigio Leroy, quien había sido sepultado en Santa Paula en junio de 1865
La nueva momia es un niño que, se calcula, murió en la década de los ochenta, hace más de veinte años Su cuerpo permanece en la sala de exposiciones temporales del museo, donde también se exhiben fotografías que muestran la transformación de los cuerpos y del recinto
El museo es una larga galería que fungió como catacumba del panteón de Santa Paula y en la que durante muchos años (a partir de su apertura en los años setenta), los 108 cuerpos y cuatro cabezas momificadas se exhibieron a la intemperie, hasta que se decidió que fueran colocados en vitrinas
Su valor no sólo es turístico –es junto con el Museo Regional de la Alhóndiga de Granaditas el más visitado en el estado–, sino económico Después de haber sido administrado por el DIF estatal, pasó, a mediados de los noventa, a manos del municipio, y hoy le proporciona a las limitadas arcas municipales recursos equivalentes a lo que se recauda por el impuesto predial
El culto a los muertos se vive plenamente en esta capital, una ciudad encantada, según una de las muchas leyendas que existen sobre ella y sus cientos de callejones, calles, plazas y sus personajes; una ciudad subterránea, construida una sobre la otra después de inundaciones y epidemias
Solamente en el panteón de Santa Paula, autoridades municipales calcularon la visita de más de cinco mil personas en el transcurso del día primero y de la noche del día dos
Para los visitantes a la ciudad, se han incrementado las opciones propias de los Días de Muertos y Fieles Difuntos Algunos templos han abierto al público las criptas y catacumbas localidades debajo de las construcciones, la mayoría levantadas en el siglo XVII y XVIII
Uno de ellos es el templo de Belén, cuya edificación inició en 1773 por convocatoria de la Orden de los Betlemistas que fundaron un hospital con hospicio, así como un convento Este templo, con una fachada churrigueresca que conserva su tallado original, exhibe, además, las osamentas localizadas en sus criptas

Comentar este artículo