El rancho Yoreme: cementerio clandestino

Tuxtla Gutiérrez, Chis (apro)- Agentes de la Procuraduría General de Justicia del (PGJE) y de la policía estatal de Seguridad Pública “reaseguraron” el 25 de enero pasado el rancho Yoreme, ubicado en la costa de Chiapas, lugar en el que fue descubierto un cementerio clandestino, que operó en ese sitio por varios años
Luego del cateo en septiembre pasado al domicilio particular del exjefe policiaco Werclaín Ramos Aguilar, hoy prófugo de la justicia, la PGJE descubrió que el exprocurador de Justicia, preso hoy en el penal de Cerro Hueco, supo de grupos de “escuadrones de la muerte” que se dedicaron a “limpiar” la zona de secuestradores
El titular de la PGJE, Mariano Herrán Salvatti, dio a conocer la apertura del expediente relativo al cementerio clandestino localizado durante 1999 en el municipio costeño de Mapastepec, justo en el rancho Yoreme “que hoy fue reasegurado”, señaló
Según información en poder de la Procuraduría, durante el periodo en que Eduardo Montoya ocupaba la titularidad de dicha instancia, fueron localizados en el rancho Yoreme más de 30 cuerpos, que tenían huellas de haber sido torturados y ejecutados
El dueño del rancho era Agustín del Valle, también prófugo de la justicia local; evidencias telefónicas señalaban que el exprocurador sostenía relaciones y negociaciones con el propietario del rancho, quien había reconocido que policías judiciales y secuestradores realizaron una “limpia” de personas dedicadas presuntamente también al plagio
Yoreme servía como cementerio clandestino de dichos escuadrones de la muerte Sin embargo, durante la administración de Roberto Albores y Eduardo Montoya se cerró el expediente sobre el caso, y según lo diera a conocer el actual procurador, al llegar él a la dependencia, la documentación sobre las investigaciones había sido sustraída, y ninguna de las personas que habían sido sindicadas como sospechosas de haber participado en los ilícitos, fueron detenidas, “a pesar que habían estado en contacto con el exprocurador”
Agustín del Valle es hoy un prófugo de la justicia Por más de tres años se dedicó a cazar secuestradores en coordinación con policías judiciales del estado, pero muchos de ellos eran a su vez miembros de esta misma corporación
Así lo revela una versión estenográfica decomisada al exjefe policiaco Werclaín Ramos Aguilar, acusado de varios delitos derivados de su función pública y prófugo también de la acción de la justicia
“Yo lo que hice fue un bien a la sociedad de aquí de Chiapas, de la Costa, porque usted sabe que ahorita ningún jijo de la chingada se atreve a andar secuestrando Pregunte usted a que se dedicaba esa gente: a secuestrar”, decía Agustín del Valle en su discusión con Eduardo Montoya Liévano, exprocurador de Justicia preso hoy en el penal de Cerro Hueco, por un desvío de ocho millones de pesos
Agustín del Valle era un prominente ganadero de la zona Costa, originario del estado de Veracruz, dueño del rancho Yoreme, ubicado en el municipio de Mapastepec, donde la PGJE localizó después decenas de cadáveres de hombres ejecutados
Si hay una persona a la cual le teme actualmente Montoya Liévano, esa es a Agustín del Valle, así se lo hizo saber a los agentes que lo capturaron, antes sus subordinados Y es que el ganadero en varias ocasiones llegó a desafiarlo, tal como se ve en la versión estenográfica siguiente:
“Del Valle: Hablamos primero, ‘oye vamos a agarrar a los secuestradores’, y lo logré, viejo
Montoya: ¿En qué año empezó usted a agarrar secuestradores?
Del Valle: De tres años para acá Usted lo sabe bien () En esas fechas había mucho secuestro en nuestra zona Entonces se trató de eliminar un poco de gente ()
Montoya: Eso es ilegal (matar secuestradores)
Del Valle: No hay justicia para nadie, aquí en la Costa uno tiene que hacerse por cuenta propia la justicia, y anda uno quebrándose la madre”
Ese día Herrán Salvatti informó sobre el reaseguramiento de Yoreme, y el inicio de las investigaciones que involucran al exprocurador con la protección que habría dado a los autores de las más de 30 ejecuciones
“Nuestras primeras indagatorias también señalan que el caso Yoreme está relacionado con la ejecución de un excomandante judicial, que investigaba a policías vinculados a las ejecuciones”, sostuvo Herrán
Dijo que las indagatorias ya van avanzadas, sin embargo, será hasta que se procese a algunos de los indiciados cuando dé a conocer sobre la participación de los exfuncionarios

Comentar este artículo