Mujeres entre 16 y 23 años, principales víctimas de violencia sexual

México, D F, 28 de julio (apro)- Las principales víctimas de violencia sexual son mujeres jóvenes, de entre 16 y 23 años de edad, mientras que la edad promedio de los menores afectados es de 53 años, informó la responsable del Programa de Atención Integral a Víctimas y Sobrevivientes de Agresión Sexual de la Facultad de Psicología de la UNAM, Ruth González
De acuerdo con datos de este programa, de 1994 al 2002 se atendieron 906 casos de violencia, de los que 446 (492 por ciento) corresponden a adultos sobrevivientes de abuso sexual; 197 (217 por ciento) a menores víctimas de abuso sexual; 204 (225 por ciento) a violación, y 59 (65 por ciento) a violencia doméstica
Esto revela que la mayoría de las víctimas –643 casos atendidos, equivalentes 709 por ciento–, fue agredida durante la niñez
La especialista afirmó que “la violencia sexual está relacionada con la utilización del poder y el vehículo para su coacción es la sexualidad Es un problema que tiene que ver con la construcción social de la violencia y con la educación de género”
Añadió que este delito “implica la violación del espacio físico, emocional y cognitivo de un ser humano, a través de la imposición, del uso de la fuerza y de la degradación de la persona, independientemente de si hay o no penetración
“La denominación de este tipo de ataques cambia según la edad de la víctima: si los afectados son menores de 14 años se le llama abuso sexual; si rebasan esa edad, se considera violación”, indicó
González explicó que “se trata de un problema de género, pues la mayoría de los violadores son hombres y la mayor parte de las agredidas, mujeres Del total de las víctimas de abuso sexual registradas en el programa, del 70 al 80 por ciento son niñas, y el resto, niños En tanto, 98 por ciento de las perjudicadas por violación son mujeres, y dos por ciento hombres”
Para la investigadora estos datos son indicio de que “la violencia sexual se relaciona, además de otros aspectos culturales, con la educación de género A los hombres se les enseña a responder con violencia prácticamente ante cualquier situación
“Además, niños y jóvenes reciben una formación que alienta la depredación sexual de las mujeres, mediante chistes ofensivos, comentarios denigrantes y conductas que consideran a la mujer como una ‘cosa’
“Los responsables de las violaciones son gente conocida por la víctima: en primer lugar, el novio; en segundo, los amigos; en tercero, los compañeros En tanto, los victimarios de los menores de edad son, en primer lugar, el hermano mayor; en segundo, el padre biológico; en tercero, los primos y tíos, y en cuarto lugar, los padrastros”, agregó
Por otro lado, consideró que “existe también otro tipo de víctimas: los llamados ‘sobrevivientes de abuso sexual en la infancia’, que son adultos que enfrentan una serie de trastornos emocionales derivados de la violencia que ejercieron contra ellos Generalmente, el ataque fue perpetrado por alguien, en quien confiaban cuando eran niños y ocurrió en su casa o en la de un pariente”
Los daños emocionales que provoca la violencia sexual en los menores, prosiguió, “tienen que ver con el miedo: el niño teme a muchas situaciones y eventos: a la oscuridad, a la calle, a lo desconocido y a determinadas personas, especialmente al género que lo agredió
“También se presentan trastornos alimenticios que provocan obesidad, signo frecuente de incesto; bajo rendimiento escolar, retraimiento, descuido de calificaciones y conflictos con los compañeros”, indicó
Según investigaciones, “el uso de sustancias ilegales en esos pacientes está ligado a violencia sexual Los niños de la calle y las prostitutas sufrieron ataques de esta naturaleza en la infancia, sobre todo por personas en las que confiaban”
González añadió que “entre más rápido se someta la víctima a tratamiento, es mejor Si la intervención es oportuna, los efectos son menores, ya que si la víctima se atiende tardíamente ya hay consecuencias que se han consolidado, y el proceso de recuperación lleva más tiempo”

Comentar este artículo