Extradita España a responsable de “Casitas del Sur”

Madrid, 31 de mayo (apro).- España extraditó hoy a Antonio Domingo Paniagua Escandón, alias “Kelu”, acusado en México del tráfico de once menores de edad y delincuencia organizada, vinculados al escándalo Casitas del Sur.

La Procuraduría General de la República (PGR) acusó en 2009 a Paniagua de encabezar una red de tráfico de menores y lo responsabiliza de la desaparición de once de ellos que permanecían en dicho albergue, gestionado por Reintegración Social, una asociación civil vinculada con la Iglesia Cristiana Restaurada.

“El gobierno de España entrega en extradición a Antonio Domingo Paniagua Escandón, reclamado por autoridades de México por la presunta comisión de los delitos de tráfico de menores y delincuencia organizada”, confirmó Bernardo Graüe Toussaint, consejero de prensa, de derechos humanos y consejero jurídico de la embajada mexicana en Madrid.

Dio a conocer que Kelu tendrá que acudir a los tribunales para enfrentar su proceso en el estado de Tamaulipas.

Al ser entregado en la comandancia de la Policía Nacional en el aeropuerto de Barajas, Kelu vestía camiseta blanca, pantalón de mezclilla azul y zapatos deportivos tenis de color blanco, además de portar lentes, y fue conducido al avión por dos agentes de INTERPOL-México tras ser entregado por la policía española.

El detenido, escoltado por los dos agentes de INTERPOL-México y una fiscal, viajaron en un vuelo comercial de la aerolínea Aeroméxico, vuelo 002, que partió de Madrid pasadas las 18:00 horas. Y fue subido al avión antes del resto de los pasajeros.

El pasado 13 de mayo, el consejo de ministros—que preside el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero—aprobó la extradición a México de Kelu, de origen español naturalizado mexicano.

Tras huir de México, Kelu entró a España, y el 21 de mayo de 2010 fue capturado por agentes de la INTERPOL en la ciudad de Toledo, donde trabajaba de mesero.

Sobre este presunto responsable pesaba una ficha roja de búsqueda internacional, a petición del gobierno mexicano, según informó entonces un comunicado de la PGR.

El detenido fue puesto a disposición del juzgado central tercero de la Audiencia Nacional, que preside el juez Fernando Grande Marlaska.

Según los documentos de la petición de mexicana de extradición, Kelu aparecía como presidente de Reintegración Social AC, el nombre legal de Casitas del Sur, y era el responsable de esta misma en el Distrito Federal, desde marzo de 2002. Asimismo, es el fundador de la asociación religiosa Iglesia Cristiana Restaurada.

Según la dependencia, el detenido fungía como el secretario particular del dirigente de dicha asociación religiosa, Jorge Erdely Graham.

El fiscal de la Unidad Especializada en Investigación de Tráfico de Menores, Indocumentados y Órganos, de la Siedo informó que Paniagua Escandón estaba identificado como fundador de la Iglesia Cristiana Restaurada, de la que surgieron las casas hogar que son objeto de investigación, tras la desaparición de varios menores de edad.

El 23 de marzo de 2009 se inició la averiguación previa número PGR/SIEDO/UEITMIO/12/2009 con motivo de la denuncia anónima presentada ante la autoridad ministerial, en la que se refería la desaparición de siete menores de edad de la casa hogar Casitas del Sur, refiriendo hechos similares en Nuevo León y Quintana Roo, con un total de 11 menores de los que se desconoce su paradero.

El 21 de abril de 2010 se realizó la consignación, en ausencia, de Paniagua Escandón, ante el juez primero de distrito en materia de procesos penales federales en Tamaulipas, por su probable responsabilidad en los delitos de tráfico de menores y delincuencia organizada.

La consignación resaltaba que el motivo es que los menores fueron cedidos a terceras personas con total anuencia de los líderes de la asociación civil, así como de la Iglesia Cristiana Restaurada, de la cual dependían.

El 26 de abril pasado se solicitó a la INTERPOL la búsqueda internacional de Paniagua Escandón, a través de la ficha roja, logrando su detención en España, el lunes 21 de junio de hace un año.

El objetivo de la institución que presidía el acusado era la de cuidar a menores de edad que hubiesen sufrido violencia familiar o bien fueran víctimas de abuso sexual o incumplimiento de obligaciones por parte de sus padres, según la acusación formulada por la PGR.

Desde el año 2005, once menores tutelados por dicha organización han sido retenidos en contra de su voluntad para posteriormente ser entregados a familias afines a la congregación religiosa en México.

El reclamado por México es sospechoso de haber tenido una “participación fundamental en estas desapariciones”, debido a su condición de máxima autoridad de la casa-hogar donde se produjeron, según documentos de la petición de extradición.

Graüe Toussaint aseguró que esta extradición subraya la colaboración entre ambos países en materia de justicia.

Comentar este artículo