‘El Chapo’, el capo más poderoso de la historia: DEA

Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa. Foto: Benjamin Flores
Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa.
Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F. (apro).- Joaquín El Chapo Guzmán no sólo es el narcotraficante más poderoso de México y uno de los delincuentes más buscados en el mundo, sino también se ha erigido en el capo más importante de la historia, según un alto funcionario de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

En una entrevista con la revista estadunidense Forbes, el oficial de la DEA, que se reservó su identidad, resaltó que El Chapo “tiene un imperio criminal vasto y se ha convertido en el mayor narcotraficante de todos los tiempos.

“Es el padrino del mundo de las drogas”, agregó el funcionario estadunidense, quien viaja a México con regularidad y el que por razones de seguridad pidió no ser identificado.

La DEA cree, agregó el oficial, que Guzmán Loera ha superado con creces la influencia y el alcance de Pablo Escobar, el capo de la droga colombiana que en la década de los ochenta encabezó el cártel de Medellín, y quien en su momento fue responsable de exportar la mayor parte de la cocaína a Estados Unidos.

“El negocio de Escobar en Colombia estaba basado en la exportación de cocaína”, dijo la fuente. “Con El Chapo, él no sólo tiene la introducción de cocaína, también la mariguana, la heroína y la metanfetamina, y está exportando no sólo a Estados Unidos, también a Asia y Europa”.

Hasta la fecha, El Chapo ha evadido su captura desde 2001, cuando escapó del penal jalisciense de alta seguridad de Puente Grande en un carro de lavandería, después de que los tribunales mexicanos dictaminaran que podía ser extraditado a Estados Unidos.

En el marco de la “guerra” del Ejército contra los cárteles de la droga, Guzmán Loera ha extendido su control sobre los corredores en México para el tráfico de cocaína y mariguana hacia Estados Unidos y muchos de sus rivales se han debilitado, recuerda Forbes.

Más aún, el funcionario de la DEA auguró que El Chapo “se volverá más fuerte en el próximo año y medio si no lo arrestan”, y resaltó que el líder del cártel de Sinaloa es mucho más poderoso de lo que era hace tan sólo dos o tres años.

Comentar este artículo