Desatan ‘tuiteros’ psicosis en Veracruz; abren indagatoria por terrorismo

Desalojo en una escuela de Veracruz. Foto: Yahir Ceballos
Desalojo en una escuela de Veracruz.
Foto: Yahir Ceballos

VERACRUZ, Ver. (apro).- El gobierno estatal inició una investigación contra tuiteros por el presunto delito de terrorismo y detuvo a dos personas como presuntos responsables de haber generado rumores en las redes sociales sobre inminentes ataques del narcotráfico a escuelas ubicadas en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

Los rumores difundidos a través de Twitter provocaron que padres de familia corrieran a las escuelas a recoger a sus hijos; incluso algunos planteles suspendieron clases, tanto del nivel primario como superior, ante la amenaza de que un supuesto grupo criminal haría explotar algunos artefactos.

Más tarde, el área de la Policía Cibernética ubicó a dos presuntos sospechosos –no identificados– de haber generado esos rumores. Ambos fueron puestos a disposición de la autoridad ministerial.

El temor de la ciudadanía se extendió luego de que en el Centro Histórico de este puerto se realizó un operativo de las fuerzas armadas, muy cerca de donde se ubica la escuela primaria “Virgilio Uribe”, donde sobrevoló un helicóptero, y después de que en Mandinga, en Alvarado, se incendiara fortuitamente un auto compacto.

El rumor de que algunos menores habrían sido secuestrados por bandas del crimen organizado provocó que los padres se arremolinaran frente a las instituciones educativas, se saturaran las líneas telefónicas, se provocara un caos vial y, sobre todo, un escenario de angustia y llanto entre algunas madres.

La versión de los presuntos atentados se extendió hasta la capital del estado, donde los padres de familia también abandonaron sus casas y sus trabajos para ir por sus hijos, aunque al final todo quedara en una falsa alarma, por lo que las actividades escolares continuaron con cierta normalidad.

Después de la incertidumbre que generó esta situación entre la población, el gobernador Javier Duarte, a través de su cuenta de Twitter, negó los hechos y exigió a los medios de comunicación “actuar con responsabilidad” y no difundir las rumores surgidos en las redes sociales, “pues deben investigar bien sus fuentes”.

En entrevista luego de dar el banderazo de salida de la construcción de una carretera en Coatepec, insistió que en el puerto de Veracruz “no estaba pasando absolutamente nada”, y pidió a los padres de familia “no dejarse llevar por información falsa que sólo pretende infundir miedo y temor”.

Según Duarte, “hay gente que por mala fe o por bromas hace circular este tipo de información o rumores, ya que una cosa es combatir a la delincuencia, y otra que a través de las redes se desinforme a la sociedad”.

Horas después, el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Reynaldo Escobar Pérez, señaló al noticiario de una televisora local que ya se había identificado “a los responsables” de haber difundido esos mensajes a través de Twitter, incluso, adelantó que ya había dos personas detenidas.

Alrededor de las 16:00 horas, el funcionario dio a conocer por ese medio que la PGJE había abierto la averiguación previa 340/2011, y que la Dirección General de Investigaciones Ministeriales “tiene ya a dos sujetos detenidos, quienes están siendo materia de interrogación”.

Además, subrayó que también se giraron citatorios para otras personas, presuntos responsables de “terrorismo”, ilícito tipificado en Código Penal estatal.

El artículo 311, advirtió, “señala que a quien por cualquier medio realice actos en contra de las personas del público que produzcan alarma, temor, terror en la población o en un grupo o sector de ella, que perturbe la paz pública o trate de menoscabar la autoridad del estado, o presionar a la autoridad en determinado sentido en sus determinaciones, se le aplicará una pena privativa de libertad de tres a 30 años de prisión y la suspensión de derechos políticos hasta por cinco años”.

Y, a quien encubre estas conductas y no dé aviso a la autoridad, “se le impondrán de uno a nueve años de prisión”.

Esto, agregó el procurador, es muy importante que la población lo sepa, “porque no estamos jugando, y no se juega con la tranquilidad y la paz de la población, creo que es irresponsable de las personas que han estado utilizando este medio de comunicación de las redes sociales para desestabilizar la tranquilidad y paz que se vive en Veracruz”.

Las personas detenidas, “que todavía están bajo los efectos de consumo de drogas o de alcohol”, reveló, “están soltando mucha información que, de ser cierta, nos dará la red de quiénes están tratando con fines aviesos de generar esto, pero hasta que los tengamos también bajo investigación, podremos saber qué pretenden con esto”.

Finalmente, Escobar Pérez conminó a los ciudadanos a “escuchar también la voz oficial del gobierno, que es quien responde y tiene que responder por la tranquilidad, la paz y la seguridad de los veracruzanos, que les puede decir cómo orientar sus criterios. Hay que evaluar, sopesar y no hay que confiarse de ningún rumor u otro tipo de comunicado”.

Comentar este artículo