‘El Zar del Juego’: una carrera delictiva documentada

El zar de los casinos, Juan José Rojas Cardona. Foto: Cámara de Diputados
El zar de los casinos, Juan José Rojas Cardona.
Foto: Cámara de Diputados

Juan José Rojas Cardona tiene un expediente criminal abierto en Estados Unidos, país del que huyó para evadir los cargos de narcotráfico, lenocinio y agresiones contra el pudor, según se desprende de los documentos contenidos en un expediente obtenido por este semanario. Pese a ello y a que desde entonces lo vigilan agentes de la DEA y del FBI, el “gran corruptor” hace negocios a sus anchas en México

Juan José Rojas Cardona, El Zar del Juego, tiene abierto en Estados Unidos un expediente criminal que lo relaciona con diversos delitos, entre ellos tráfico de drogas, cargo por el que fue detenido el 11 de febrero de 1994 tras ser descubierto en posesión de ocho kilos de mariguana.

En aquella ocasión las autoridades estadunidenses también lo acusaron de fraude, latrocinio y de ser “un agresor contra el pudor” en el estado de Wisconsin. Pese a su historial criminal, Rojas Cardona pudo huir de Estados Unidos para llegar a México a tender las redes con las que capturó tanto a políticos panistas como priistas de todos los niveles y cuyas relaciones le permitieron convertirse en el “amo del juego en México”.

Su caso criminal, como se pone de manifiesto en el expediente 163A-MX-13126, quedó registrado en Estados Unidos con el número 94-056M-01, donde se da cuenta de que Rojas Cardona utiliza varios alias para moverse en el mundo de los negocios.

Este semanario tuvo acceso al expediente que la embajada de Estados Unidos le entregó al gobierno de Nuevo León en 2000; en él se documentaron las andanzas criminales de los hermanos Arturo y Juan José Rojas Cardona en Estados Unidos, donde fueron acusados de narcotráfico y otros delitos graves.

Dicho expediente se reforzó en México hacia 2002 y se incluyeron nuevos datos que hicieron crecer el legajo hasta contar actualmente con 46 documentos incriminatorios. Entre otros el que refiere que Rojas Cardona estuvo implicado con una banda dedicada al robo de automóviles de lujo, los que vendía a altos funcionarios de la Secretaría de Gobernación. (Extracto del reportaje que se publica esta semana en la edición 1821 de la revista Proceso, ya en circulación)

Comentar este artículo