Fotos de Marcial Maciel corroboran doble vida del pederasta

Marcial Maciel, exlíder de los Legionarios. Foto: Archivo
Marcial Maciel, exlíder de los Legionarios.
Foto: Archivo

MÉXICO, D.F. (apro).- Varias fotografías inéditas del fundador de los Legionarios de Cristo fueron dadas a conocer la noche del lunes 26 en el programa televisivo “Los últimos días del reino de Marcial Maciel”, que se trasmitió por Milenio Televisión.

En estas imágenes se muestra a Marcial Maciel con una de sus mujeres, Norma Baños; también aparece en su lecho de muerte, rodeado por sus colaboradores más cercanos; y finalmente muerto, enfundado en su mortaja y con un crucifijo sobre el pecho.

En la fotografía de Maciel con Norma Baños también aparece la hija de ambos. En el programa televisivo se explicó que está tomada en la isla italiana de Capri, durante unas vacaciones familiares en 2005. Esta imagen viene a confirmar la doble vida que llevó el controvertido sacerdote michoacano.

Mientras que las imágenes donde aparece moribundo confirman que sus colaboradores nunca lo abandonaron. Ahí aparece Álvaro Corcuera, director de la orden; lo mismo que Luis Garza, entonces vicario general, así como dos hermanas consagradas, Elena Serrano y Malen Oriol.

Estas fotografías fueron tomadas en Jacksonville, Florida, donde murió Maciel en enero de 2008. Ahí aparece agonizante en su lecho, con la boca abierta y conectando con sondas. Hay un crucifijo sobre la almohada y también una pequeña estampa con la imagen del Papa, lo que demuestra su fidelidad al Vaticano, pese a que éste lo condenó al ostracismo en 2006.

Finalmente, el programa difundió fotografías del cadáver, vestido con una sotana blanca, de alzacuello, y con un crucifijo sobre el pecho.

Estas últimas fotografías sólo pudieron ser tomadas por sus propios colaboradores, quienes estuvieron presentes en su agonía y en sus funerales, que se desarrollaron de manera muy privada.

El cadáver de Maciel fue trasladado de Florida a Cotija, Michoacán, su pueblo natal. Ahí se le sepultó finalmente. Corren versiones de que los Legionarios de Cristo le habían levantado un fastuoso mausoleo en Roma, calculando que moriría en medio de grandes honores. Pero no fue así, ya que en 2006 el Vaticano reconoció sus ilícitos por pederastia. Murió repudiado por la propia jerarquía católica.

En suma, las fotografías confirman que Marcial Maciel llevó una doble vida y que la alta cúpula de Los Legionarios jamás lo abandonó, al grado de que estuvo presente hasta en su lecho de muerte.

El programa televisivo concluyó con esta interrogante:

“¿No supieron Corcuera y demás jerarcas de los Legionarios nada de lo que su superior y guía hizo durante 60 años? ¿Cuánta de esta historia de crímenes contra jóvenes y menores es también una siniestra historia de ocultamiento y complicidad?”.

Comentar este artículo