Ejecutan a coordinadora del PRI en Villa Nicolás Romero

MÉXICO, D.F. (apro).- Nueve personas perdieron la vida, entre ellas una dirigente local del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Estado de México, en hechos presuntamente vinculados al crimen organizado.
Paula Ruiz Méndez, dirigente priista en el municipio mexiquense de Villa Nicolás Romero, fue muerta a balazos a las afueras de su domicilio.
El atentado se produjo afuera del domicilio de la mujer, ubicado en la calle Primavera de la colonia Juárez Barrón en Villa Nicolás Romero.
Ruiz Méndez, de 59 años, se encontraba platicando con otra persona cuando un hombre se le acercó, preguntó su nombre y, sin más, le disparó a mansalva.
El agresor huyó del lugar sin que nadie pudiera detenerlo.
Por otra parte, en la misma entidad, autoridades policiales reportaron el hallazgo de un hombre y una mujer en la colonia El Sol, del municipio de Nezahualcóyotl.
Las víctimas, cuyas edades fluctúan entre los 25 y 30 años, fueron localizadas frente al número 81 de la calle Uno, en la referida colonia.
Según las primeras investigaciones, las víctimas fueron bajadas de una camioneta Ford Lobo y después ejecutadas. Cada uno de los cuerpos presentaba dos disparos en la cabeza, además tenían las manos amarradas con una cuerda.
En el lugar, peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) ubicaron cinco castillos percutidos calibre .9 milímetros.
A un lado de las víctimas se encontró un mensaje escrito en una cartulina, en el que presuntos integrantes de la organización criminal La Familia michoacana se adjudicaban los homicidios.
Por otra parte, autoridades policiales del estado de Guerrero reportaron el hallazgo de cinco cabezas humanas, abandonadas a unos metros de la calle Moctezuma de la colonia Garita, muy cerca del lugar donde la tarde del lunes 26 fue encontrada calcinada una camioneta de lujo con cinco cuerpos decapitados.
De acuerdo con el reporte, aproximadamente a las diez de la mañana una llamada al servicio de emergencia 066 alertó de que en la avenida Cuauhtémoc, a la altura de la escuela primaria Benito Juárez, se encontraba una caja de madera y en su interior una costalilla blanca, la cual contenía las cinco cabezas.
Mientras tanto, elementos del Ejército mexicano se enfrentaron este martes con presuntos integrantes del crimen organizado en Tuzantla, Michoacán, con saldo de un civil muerto.
Autoridades de la XXI Zona militar precisaron que el personal castrense realizaba un recorrido de vigilancia cuando se topó con un grupo de hombres armados, a quienes marcaron el alto.
Sin embargo, los presuntos delincuentes hicieron caso omiso de la orden y dispararon contra los militares, quienes repelieron la agresión.
En los hechos un sujeto perdió la vida, mientras que el resto logró darse a la fuga, dejando abandonados seis vehículos y al menos tres armas de fuego, mismas que fueron aseguradas y puestas a disposición de las autoridades correspondientes.
Y en Durango, un grupo de hombres armados atacó la madrugada de este martes 27 el hotel en que se alojan elementos de la Dirección Estatal de Investigaciones (DEI), sin que se reportaran heridos.
Los hechos ocurrieron alrededor de las 3:15, mientras los agentes destacamentados en el municipio de Santiago Papasquiaro pernoctaban en el hotel, pero reaccionaron al escuchar los balazos, por lo que se inició un tiroteo que se prolongó durante varios minutos.
Apenas el sábado 24, un grupo de elementos de la misma corporación –adscrita a la Fiscalía General del Estado (FGE)– fue recibido a tiros al ingresar al poblado Los Herrera. En el enfrentamiento murió un presunto delincuente.
Días antes, el 25 de agosto, el Ejército capturó en el mismo municipio a 11 presuntos miembros de Los Zetas, acusados de dos ataques contra los agentes policiales.

Comentar este artículo