Marchistas mexicanos, sin medallas en Guadalajara

GUADALAJARA, Jal. (apro).- La marcha mexicana confirmó en Guadalajara su estrepitoso derrumbe en el concierto internacional tras sendos fracasos en las pruebas de 20 kilómetros, en las categorías de hombres y mujeres, de los XVI Juegos Panamericanos.

En hombres, la otrora gran esperanza de la caminata mexicana, Eder Sánchez, no sólo se distanció de los primeros lugares (cruzó la meta en el lugar 6º) sino que además le dio tintes dramáticos a su actuación al sufrir un desvanecimiento apenas cruzó la meta. El andarín fue retirado en camilla de la zona de competencia.

Sánchez, quien de igual manera fracasó en el reciente mundial de la especialidad –donde llegó en el lugar 15, aunque argumentó que su preparación estaba encaminada exclusivamente a la justa panamericana– requirió de una hora 25 minutos.

Por su parte, el otro mexicano, Diego Flores, alcanzó el séptimo
lugar con una marca de una hora, 26 minutos y ocho segundos.

Germán Sánchez sólo opuso resistencia en los primeros seis recorridos del circuito de dos kilómetros sobre la avenida Vallarta.

El desvanecimiento de Sánchez sólo quedó en un susto pues fue reportado fuera de peligro.

México no consigue la presea de oro en la caminata de 20 kilómetros desde los Juegos Panamericanos de Winnipeg 1999, con Bernardo Segura, el efímero dirigente deportivo.

También fue la segunda ocasión en fila la que los marchistas nacionales se quedan fuera del podio panamericano.

La medalla de oro correspondió al guatemalteco Erick Barrondo, con tiempo de 1:21:51.

El podio fue completado por los colombianos Aurelio Rendón y Luis Fernando López, quienes marcaron 1:22:46 y 1:22:51.

Para colmo, la actuación de las marchistas nacionales en los 20 kilómetros también estuvo acorde con el desempeño de los varones.

Mónica Equihua fue cuarta, seguida por otra nacional, Rosalía Ortiz, en una prueba que fue dominada por Guatemala, con el 1-2, entre Jamy Franco, la ganadora, y Sucely Ortiz. El tercer lugar correspondió a Ingrid Hernández, de Colombia.

Comentar este artículo