“Niño Santo”, nueva serie en Once TV

Imagen de la serie
Imagen de la serie

MÉXICO, D. F. (apro).- El pasado domingo 6, Once TV inició la transmisión de una nueva serie de televisión titulada Niño Santo, producida por Canana Films y escrita por Mauricio Katz, coguionista de la película Miss Bala, de Gerardo Naranjo.

La serie consta de sólo seis capítulos. La historia está basada en el Niño Fidencio, un curandero que vivió en México en los años treinta. Su verdadero nombre fue José de Jesús Fidencio Constantino Síntora. Fue muy famoso por realizar operaciones sin anestesia, que no causaban dolor en sus pacientes y realizaba curaciones con hierbas, pero existen muchas historias acerca de él. La trama se ubica en la actualidad y fue filmada en la selva y los manglares de Campeche, y se desarrolla durante una epidemia de cólera que afecta a varios pueblos.

Todo se enmarca entre la ciencia y la fe. Tres médicos van al pueblo Aguazul, donde la gente no los quiere recibir porque consideran que su medicina es veneno y que ellos están tocados por la mano de Dios.

Katz explica que es una temporada piloto de Niño Santo, por eso son pocos capítulos, porque la idea es seguir con una segunda temporada de 12 episodios.

–¿Cómo surge mezclar la religión con la ciencia en este proyecto?

–Surge por una inquietud de Pablo Cruz, de Canana, de hacer algo con el Niño Fidencio y lo que nos llamó la atención es justo el misterio alrededor de este famoso curandero, si realmente era santo, si realmente sanaba por intervención divina, por alguna conexión que tenía con Dios o era una situación de la gente por la fe en el Niño Fidencio. Es un misterio, aventura y muy entretenida. La ciencia y fe es el punto de partida pero no es una doctrina, ni se pretende decir mucho más que eso. Llegan tres doctores a un pueblo y los habitantes de allí no se dejan vacunar porque creen que la medicina es veneno para sus cuerpos, pero cuentan con un secreto que es el Niño Santo, un sanador que radica en medio del pantano.

Katz escribió la serie junto con el chileno Pedro Peirano, quien cuenta con una reconocida trayectoria, creador de un programa de títeres titulado 31 minutos que se proyecta por Once TV y escribió el largometraje La nana, de Sebastián Silva.

–¿Por qué crear una serie con estas temáticas?

–Parte de un punto de controversia: el panorama de querer usar medicina tradicional en pueblos pequeños, donde hay un tipo de chamán, un tipo de curandero, en fin, es una realidad, no es ficticia. En los tres personajes que son doctores se desata una polarización completa sobre el tema, uno dice no es el espíritu santo, ni algo divino, debe haber algún componente que sana, otro vive en carne propia el milagro del Niño Santo y defiende esta parte de que si es una intervención divina, en fin. Es lidiar con un tema que si puede ser delicado, que si dé una polémica, pero se balancea por ahora con esos dos puntos. En unas temporadas más, cuando acaben los últimos capítulos si habrá discusión al contestar la pregunta si es ciencia o fe lo que provoca este milagro del niño.
En Niño Santo hay suspenso e intriga.

–¿Por qué es una serie piloto?

–Tomamos como modelo las series de Estados Unidos. Hicimos sólo seis capítulos porque Niño Santo es muy cara por cada episodio. Además, el 80% se rodó en exteriores. Esperamos que tenga éxito la serie y podamos seguir otras temporadas.

Los actores son: Francisco de la Reguera, Karla Souza y José María de Tavira, entre otros.

La serie se transmitirá los domingos, con repetición los jueves.

Para Katz, es un proyecto de calidad y Once TV lo ha apoyado mucho.

Cree que Niño Santo “será un parteaguas para subir el estándar de la televisión que se ve en el país, obviamente es mucho más inteligente y se pueden impulsar reflexiones.”

Comentar este artículo