Presentan al líder de los “Caballeros Templarios” que operaba en Celaya

Algunos de los detenidos. Foto: Cortesía.
Algunos de los detenidos.
Foto: Cortesía.

GUANAJUATO, Gto. (apro).- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado presentó al presunto líder del grupo “Caballeros Templarios” que operaba en Celaya, Samuel Reynoso García o Inocencio Carranza Reynoso, quien estaría directamente ligado a Servando Gómez, La Tuta, cabeza del referido grupo del narcotráfico en Michoacán.

Samuel Reynoso García o Inocencio Carranza Reynoso fue detenido junto con nueve de sus cómplices, los cuales también fueron presentados.

El fin de semana pasado, Samuel Reynoso y La Tuta jugaron un partido de futbol juntos en un sitio de Michoacán, dijo el procurador.

Entre los integrantes del grupo identificado como la principal célula de Los Templarios en la región fue presentado también el exdirector de Seguridad Pública de Jerécuaro, municipio gobernado por Acción Nacional.

Se trata de Jorge Gallardo Hernández, quien fue detenido en un operativo de depuración implementado en mayo pasado por la propia PGJ, aunque posteriormente fue liberado por un juez federal que desestimó los elementos presentados en su contra.

Además, funcionarios de Catastro y Fiscalización, así como policías preventivos del gobierno panista de Celaya formaban parte de la red delictiva que el grupo de los “Caballeros Templarios” estableció en ese municipio, con una nómina que rebasaba los 300 mil pesos mensuales para pagar a dichos funcionarios por fungir como informantes sobre comercios y propiedades, así como el “halconeo” de los preventivos.

Aunque de estos servidores públicos no se dieron a conocer los nombres.

En las instalaciones de la PGJ fueron presentados esta tarde Samuel Reynoso García y/o Inocencio Carranza Reynoso, El Venus y/o El Carranza, de 34 años de edad, presunto líder, quien fungió como policía preventivo y ascendió hasta coordinador operativo durante los 14 años que estuvo en Ciudad Hidalgo y posteriormente en Zitácuaro y Maravatío, Michoacán.

De este último municipio, Reynoso fue despedido por estar involucrado en actividades ilícitas, pues ya desde entonces se desempeñaba como “halcón”.

Los otros detenidos son: Cuautli González Reyes, de 33 años; Carlos Ricardo Lara Davis, expolicía Preventivo de Celaya; Juan Édgar Valdez Medina, de 27 años; Martín Iván Valdez Medina, 31 años; Miriam Isabel Torres Nieto, 43 años; Horacio Francisco Guerrero Gómez, 44 años; Arturo Rodríguez Galván, de 52 años (otro expreventivo en Jerécuaro quien fue subordinado de Jorge Gallardo) y Miguel Ángel Medina Delgado, de 32 años.

Según el procurador Carlos Zamarripa, de las primeras declaraciones de los diez detenidos encabezados por Samuel Reynoso y de los documentos, droga, armas y dinero en efectivo que les fueron encontrados en casas de seguridad donde operaban, se desprende que éstos son presuntamente responsables del homicidio de al menos 15 personas, a las cuales decapitaron, además de secuestros, extorsión y tráfico de drogas, entre otros delitos.

Fue asegurada una vivienda a la que ellos mismos denominaban “La casa del terror”, lugar a donde llevaban a las personas a las que torturaban, asesinaban y decapitaban a las víctimas, cuyos cuerpos fueron desmembrados y aparecieron posteriormente en diversos sitios de Celaya.

“En el lugar se pudo asegurar diversos instrumentos cortantes y punzocortantes, vendas de diversos tamaños, rollos de cinta canela y múltiples pares de esposas, con los que maniataban a sus víctimas antes de privarlas de la vida”, expuso el procurador.

“Se lograron asegurar los expedientes, en físico y electrónico, de todos los integrantes del grupo criminal, en donde inclusive,  contienen el currículo de cada uno, el organigrama, sus claves de comunicación, el registro de sus actividades, la descripción que hace cada integrante de su hacer diario, en donde narra, por ejemplo, cómo privó de la vida a una persona, cómo la desmembró, en dónde y cómo fue expuesta en la vía pública, etcétera”, agregó.

El procurador precisó que este operativo implementado junto con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal derivó de la detención de Óscar Gómez García, El Pescado o El Osiel, y Raquel Izola García, a quienes les fueron asegurados vehículos, armas y una casa a principios de junio pasado.

Ellos formaban parte del grupo delictivo presentado hoy, al cual el procurador también señaló como partícipe en el asesinato de dos agentes de la Policía Ministerial en una fonda de Celaya, ubicada a una cuadra del Cuartel de la Preventiva.

Zamarripa precisó que en uno de los domicilios que fueron cateados se localizaron documentos que detallan la estructura del grupo criminal, las “actividades” de cada uno de los integrantes, pagos “de nómina”, recibos que corresponden a los funcionarios que presuntamente les proporcionaban información, así como ganancias ilícitas, armas y vehículos en que se movían.

Además, se encontró información de por lo menos 500 empresas, negocios y comerciantes de todo tipo de giros a los que se les cobraba “derecho de piso” y se les extorsionaba.

Para ello, los integrantes del grupo se hacían pasar por empleados de Pemex, de la Comisión Federal de Electricidad o del municipio, utilizando uniformes distintivos de estas dependencias que también les fueron asegurados durante el operativo que terminó en su detención.

Entre todos estos documentos se aseguraron listas de nómina con nombres, cargos, apodos, domicilios y hasta número de patrullas de policías preventivos de Celaya “de quienes ya se están solicitando las órdenes de aprehensión para que se consigan cuanto antes”, dijo el procurador.

El funcionario reveló que incluso, se localizaron fichas a manera de currículos de varios de los integrantes del grupo de Templarios. “Cada uno tuvo que hacer una solicitud de empleo con el grupo, y tenía que hacer referencia de su historial criminal”, como cuando se busca trabajo.

Zamarripa no sólo confirmó el estrecho vínculo de Samuel Reynoso con Servando Gómez, La Tuta, sino que aclaró que todos los detenidos hacen mención indistinta de colaborar para “La Familia Michoacana” y para los “Caballeros Templarios”.

Finalmente, aclaró que las acciones efectuadas por las corporaciones estatales se derivan de investigaciones por delitos del fuero común, por lo que lo relacionado a delincuencia organizada y delitos federales se turnó a la delegación de la PGR.

 

Comentar este artículo