Asegura Cofepris más de 13 mil 500 productos “milagro” en bodegas de CV-Directo

MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Salud (Ssa) realizó el mayor decomiso de productos “milagro” en una sola acción en lo que va de este año, con el aseguramiento de 13 mil 572 piezas.

La Ssa confirmó que el aseguramiento se realizó en nueve bodegas de la empresa CV-Directo; se trata de piezas de productos de dudosa calidad que incumplen la legislación sanitaria y pueden representar un riesgo para la salud pública.

Según la Secretaría, el mayor decomiso hasta hoy era el realizado a la empresa Capslim de México, en septiembre pasado, cuando se decomisaron 9 mil 82 productos. El aseguramiento de hoy supera en 49.4% al anterior.

Además, reportó la Ssa, se aseguraron 5 mil 238 unidades de etiquetas y folletos por infringir la legislación sanitaria al atribuir a los productos propiedades específicas que no tienen, en los que, además, se promete la rehabilitación de múltiples enfermedades sin tener base científica.

Los productos asegurados son de los más anunciados: Malunggay, Cold Heat Extreme, Skinny Shot, Celunuvel, Cold Heat y One Week Ultra.

Según un comunicado, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofeprtis) verificó nueve bodegas de la mencionada empresa que se localizan en el Distrito Federal y el Estado de México y procedió al aseguramiento de estos productos.

De acuerdo con la publicidad, el Malunggay sirve para combatir, supuestamente, dolores de cabeza, colitis, gastritis, diabetes, mala circulación, presión arterial alta y baja. El Cold Heat Extreme es un gel que “ayuda a reducir talla y peso”, en tanto que el Skinny Shot ofrece perder peso “de manera acelerada”.

A su vez, el Celunuvel supuestamente reafirma la piel y contribuye a la desaparición de arrugas prematuras; el Cold Heat, según la publicidad, es un gel que “ayuda a eliminar la grasa”; y el One Week Ultra, “para reducir tallas y controlar el peso”.

La Cofepris reiteró que los denominados productos “milagro” no son medicamentos, no tienen base científica, enmascaran enfermedades graves, se sustentan en la publicidad y distorsionan el mercado.

El órgano regulador de la salud pública mantiene en la mira otros productos “milagrosos”; y advirtió que, junto con las autoridades sanitarias estatales, continuará retirando del mercado productos que pongan en riesgo la salud de la población.

Comentar este artículo