Guerra de Calderón deja 4 mil niños muertos y 3 mil 700 huérfanos: CDHDF

Un niño carga casquillos después de una balacera. en Sinaloa. Foto: Juan Carlos Cruz
Un niño carga casquillos después de una balacera. en Sinaloa.
Foto: Juan Carlos Cruz

MÉXICO, D.F. (apro).- El ómbudsman capitalino, Luis González Placencia, aseguró hoy que la guerra emprendida por el gobierno de Felipe Calderón contra el crimen organizado ha dejado ya un saldo de 4 mil niños muertos.

En el marco del Aniversario de la Declaración de los Derechos del Niño, proclamada el 20 de noviembre de 1959 por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), González Placencia agregó que esa estrategia también lleva un saldo de 3 mil 700 huérfanos y al menos 400 menores reclutados por las bandas delincuenciales, en un escenario de 20 mil familias afectadas por la violencia.

Al inaugurar la exposición No es juego de niños, creada por Yad Vashem y presentada por el Museo Histórico Judío y del Holocausto Tuvie Maizel, destacó que experiencias como las mencionadas “tienen que llevarnos a reflexionar sobre la principal obligación del Estado mexicano, “que es no poner en riesgo la vida y la integridad de nuestras niñas y niños”.

Luego el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) hizo un llamado a reconocer el valor de los niños como sujetos plenos de derechos y como un sector de la población que se merece todo el respeto.

En su oportunidad, la directora del museo, Bronia Maizel de Sigal, recordó que de los más de dos millones de menores víctimas del régimen nazi, más de un millón eran niños judíos.

En tanto, el presidente del Comité Central de la Comunidad Judía en México, Rafael Zaga Kalach, señaló que aunque los niños judíos no representaban prácticamente ningún peligro o amenaza para el Tercer Reich, representaban el futuro del pueblo judío y con base en eso se realizó el infanticidio.

La Declaración de los Derechos del Niño fue proclamada con base en la necesidad de una protección especial, enunciada en la Declaración de Ginebra de 1924, así como en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en los convenios constitutivos de los organismos especializados y de las organizaciones internacionales interesadas en el bienestar del niño.

Posteriormente, fue adoptada y abierta a la firma y ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño, el 20 de noviembre de 1989, por la Asamblea General de la ONU, en su resolución 44/25. La Convención entró en vigor el 2 de septiembre de 1990, de conformidad con su artículo 49.

Comentar este artículo