Un escándalo que rueda y rueda…

Sánchez y Rueda. Apoyo oficial. Foto: Benjamin Flores
Sánchez y Rueda. Apoyo oficial.
Foto: Benjamin Flores

En el ámbito deportivo no se olvida la página oscura del entrenador en clavados Francisco Rueda, quien en 2004 fue acusado de estupro por los padres de Laura Sánchez, una de sus pupilas. Y aun cuando la Federación Mexicana de Natación lo inhabilitó de por vida, él ha intentado colarse en varias ocasiones a las instituciones deportivas oficiales. Su último intento: la Comisión Municipal de Deporte y Cultura Física de León, Guanajuato, donde fue contratado aparentemente de manera irregular, lo que provocó la renuncia de una consejera de ese organismo.

LEÓN, GTO. (Proceso).- El pasado persigue a Francisco Rueda.
La reciente contratación del entrenador de clavados por la Comisión de Becas del Consejo Directivo de la Comisión Municipal de Deporte y Cultura Física (Comude) generó la inconformidad de padres de familia y la renuncia de una de las integrantes de esa institución.
Apenas el 3 de noviembre último se había aprobado la contratación de Rueda en una sesión en la que sólo estuvieron tres de los cinco miembros de la comisión. Dos de ellos votaron a favor de la incorporación del entrenador; el otro se pronunció en contra.
Los dos comisionados ausentes “mandaron su voto” en el que daban su aval al polémico personaje. Al final, según el registro oficial, Rueda fue aceptado con cuatro votos a favor y uno en contra.
Paulina Villalobos González, la única consejera que se pronunció en contra de la llegada del entrenador –quien en 2004 fue encontrado culpable de abuso sexual en contra de la clavadista Laura Sánchez cuando ella era menor de edad–, presentó su renuncia el día 30, inconforme con la decisión de la Comude.
En entrevista telefónica Villalobos explica que ignoraba los antecedentes de Rueda, pero días antes de la reunión de la Comisión de Becas recibió comentarios de algunos padres de familia que, enterados de los antecedentes de Rueda y de su inhabilitación de por vida, la hicieron reflexionar.
Relata que en la Comude le dijeron al principio que se trataba de puros chismes, pero luego la presidenta del Consejo Directivo, Ángeles Cortés, le comentó que se iba a hacer una investigación sobre el caso.
No obstante, dice, “se somete a votación y soy la única que voto en contra de que se contrate (a Rueda). Fue entonces que decidí renunciar, porque no me parece que contraten a una persona con ese pasado. Hubo quejas de padres de familia conmigo; yo no puedo solapar una situación así. Y ese es el motivo de mi renuncia”.
Sobre los votos enviados por dos de los consejeros, la exconsejera opina: “Cuando yo pregunté, me dijeron que las dos personas mandaron sus votos. Que yo sepa, eso en ningún consejo es legal. Es más, yo no estoy segura de que esas dos personas estén enteradas de que votaron a favor de (la contratación de) Rueda”.
La renunciante añade: “Yo tengo con qué respaldar el hecho de que me opuse y de que no me presté a esa irregularidad”.

Apapachos oficiales

Desde principios de año, la clavadista Laura Sánchez, poseedora de dos medallas de oro en los XVI Juegos Panamericanos de Guadalajara, entrena en Guanajuato bajo la tutela de Francisco Rueda, quien es su padrino y esposo.
La atleta y su preparador trabajaron en las instalaciones de la Comisión Estatal del Deporte y Atención a la Juventud del estado (CEDAJ), y en vísperas de la justa deportiva continental Sánchez incluso obtuvo la beca de la Comude.
A su regreso de los Panamericanos, la clavadista declaró al diario A.M. que le había servido mucho el año que estuvo entrenando en esta entidad:
“Yo nunca me he sentido mal por las circunstancias; al contrario, yo creo que tanto mi entrenador como yo nos da eso (sic) para tratar de trabajar más tiempo, mejor calidad (sic) y de que las cosas se nos den de la mejor manera, para que entonces la gente se empiece a fijar en nosotros.”
Interrogada acerca de los apoyos que ha recibido para su preparación, Sánchez, seleccionada para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, respondió: “Ojalá y pudieran contratar a mi entrenador (Francisco Rueda), porque no está contratado por el estado. Yo creo que es una persona que tiene el nivel para sacar nuevos talentos para que Guanajuato sea otra vez líder en este deporte”.
Una semana después de la entrevista con A.M., la clavadista, su entrenador y los demás atletas que obtuvieron medalla en los Panamericanos se presentaron ante el alcalde Ricardo Sheffield Padilla, quien les entregó un estímulo económico especial.
Sánchez recibió 60 mil pesos por las dos preseas de oro obtenidas en trampolín de tres metros y sincronizados de esa modalidad, en los que compitió en pareja con Paola Espinosa; Rueda recibió 30 mil pesos. Los recursos provenían del erario leonés. En el acto de entrega, la clavadista anunció que seguirá entrenando en Guanajuato y que está en proceso el trámite para recibir una beca estatal.

Nadie sabe, nadie supo

En la Comude, el coordinador de Vinculación, Luis Gerardo Lugo, confirma a la reportera la propuesta y el acuerdo de la comisión del Consejo Directivo para contratar a Francisco Rueda como entrenador, “es sólo una posibilidad, no está hecho…”.
En todo caso, dice, la “posible” contratación de Rueda se daría el próximo año, siempre y cuando haya recursos disponibles; además, él deberá presentar “el proyecto requerido para trabajar”. El consejo, por su parte, deberá estudiar y aprobar el plan, comenta el funcionario.
Según Lugo, con la llegada de Rueda y su pupila a Guanajuato, “lógicamente salió a relucir el reportaje que sacó Proceso sobre él… No nos quisimos meter en honduras, de alguna forma a él se le reconoce como el entrenador de Laura”.
–No se quisieron meter en honduras… ¿Nadie preguntó si está restituido, si se le perdonó; ¿cuál es su situación oficial como entrenador? ¿No están obligados a verificarlo? –se le pregunta.
–Cuando se checó la sesión para aprobar lo de las becas, sí hubo una pregunta al respecto. Lo único que nos dijeron es que no tenía castigo, que de alguna forma se le había levantado.
Lugo precisa que entre la documentación que entregó Rueda figura la carta de baja –requisito indispensable– de la Asociación de Natación de Baja California, donde él fue entrenador, así como el registro otorgado por la Asociación de Natación de Guanajuato.
Eso “es suficiente para reconocerlo aquí. Ellos (los entrenadores) deben traer su proceso de verificación y con ese aval se pueden contratar con quien quieran”.
Consultada al respecto vía telefónica, la presidenta de la Asociación de Natación, Irma Rita Velarde, responde desde Celaya:
“Francisco Rueda está afiliado con nosotros desde hace un año; está al corriente de todas sus obligaciones estatutarias. No tenemos manera de comprobar si se encuentra dentro del reglamento y estatuto de la federación, pero si tuviera problemas ya nos habrían avisado, no le hubieran avalado la afiliación y el registro en el Sistema del Deporte Federado (Sired).”
–¿No consultó a la Federación Mexicana de Natación (FMN) sobre la situación del entrenador?
–No tengo oficio de ninguna instancia, de la federación, donde se me manifieste algún problema… sabíamos de una situación de índole personal, de su vida privada, no institucional. Y su vida privada no me concierne.
–Fue una investigación oficial la que llevó a su expulsión de la FMN.
–No sé si es cierto… Si usted tiene las ligas, la información, pásemela. Conozco su trabajo y está avalado por nosotros como entrenador de Laura y de atletas de alto rendimiento.
–¿Entonces se prevé o no la contratación de Rueda? –insiste la reportera.
–Aquí todo se tiene que decidir a través del Consejo Directivo. (Esta instancia) analiza los proyectos; sus pros y sus contras. Lógicamente nosotros tenemos la obligación de darles todos los antecedentes de Paco Rueda.
“Aquí el tema de Rueda es que no deja de ser entrenador de alguien que tiene medalla de Panamericanos y va a Juegos Olímpicos; es un tema mayor. Nosotros tenemos la obligación de entregar antecedentes, currículum profesional y ya el consejo decidirá.”
En el rubro “Concentrado de becas julio-diciembre 201” del portal electrónico de la Comude aparece Francisco Rueda con el número 10 de una lista de 21 entrenadores elegidos por su especialización “para atender equipos selectivos”. Todos ellos, dice el sitio, “son parte de la plataforma con que se proyecta a los leoneses medallistas y de alto rendimiento”.
Y aun cuando no lo admitan de manera oficial los directivos de la Comude, Rueda figura en la lista de “entrenadores contratados” de la institución.
En 2004 los padres de la clavadista Laura Sánchez anunciaron que demandarían a Francisco Rueda y su entonces esposa Jessica Ayala por estupro y corrupción de menores.
Ese mismo año, la FMN formó una Comisión de Honor y Justicia para analizar el caso. Sus integrantes encontraron culpable al entrenador y lo inhabilitaron de por vida. Pese a ello, Rueda se reincorporó de manera paulatina a sus actividades profesionales, aun sin que ninguna instancia deportiva oficial lo avalara, como informó Proceso en sus ediciones 1438, 1439, 1458, 1459, 1480, 1506, 1583 y 1650.

Comentar este artículo