Busca hija de Elba Esther Gordillo colarse en el Senado

Mónica Arriola y su madre, Elba Esther Gordillo. Foto: Isaín Mandujano
Mónica Arriola y su madre, Elba Esther Gordillo.
Foto: Isaín Mandujano

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- La lideresa nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, presentó hoy a su hija Mónica Arriola Gordillo a la “sociedad y la clase política chiapaneca”, un día antes de que se registre en el Instituto Federal Electoral (IFE) como candidata al Senado de la República por el estado de Chiapas por la coalición del PRI-PVEM- Nueva Alianza, del cual es su secretaria general.

Ante unos dos mil chiapanecos, la mayoría profesores de las secciones 7 y 40 del SNTE, Mónica Arriola Gordillo fue agasajada con música de marimba y comida típica chiapaneca, así como con porras para ella y su madre.

La comida se realizó en un restaurante campestre donde se desplegó todo un operativo policiaco para resguardar la seguridad en el lugar; además, se movilizaron varias ambulancias de la Cruz Roja, así como de Protección Civil de Chiapas.

Cientos de vehículos y camionetas saturaron los principales accesos de ese restaurante, conectado por un camino de terracería en malas condiciones.

Al grito de “¡Mónica, Mónica, Mónica!”, la hija de Elba Esther Gordillo tomó el micrófono para decir que desde hace seis años empezó a trabajar por México, y “Chiapas no fue la excepción”.

Mónica Arriola Gordillo, quien para la mayoría de los asistentes era una desconocida –incluso para muchos fue la primera vez que la vieron en persona– en esta tierra de la cual es originaria su madre, reconoció que si bien no nació en Chiapas lleva en la sangre sus orígenes a través de su abuela, quien tanto le habló de Chiapas, de sus costumbres y tradiciones.

Con una blusa de encaje con bordados chiapanecos, la aspirante a senadora por Chiapas, señaló: “Me presento hoy aquí porque es mi tiempo y tiempo de Chiapas, por eso me presentó hoy aquí con mis aliados del PVEM y del PRI.”

Al terminar su discurso, Mónica Arriola Gordillo se fue a la mesa donde estaba su madre acompañada del senador Manuel Velasco Coello, del Partido Verde y precandidato a la gubernatura de la coalición PRI-PVEM-Panal; Luis Armando Melgar, presidente de la Fundación Azteca Chiapas; Zoé Robledo Aburto, el diputado local del PRD, cuyo padre fue el exgobernador priista de Chiapas, Eduardo Robledo Rincón; el secretario de Educación en el estado, Ricardo Aguilar Gordillo, y el exconsejero del IFE, Emilio Zebadúa González, entre otros.

Posteriormente, se inició el “besamanos”: diputados locales, líderes magisteriales, alcaldes militantes del Panal, todos sin excepción, hicieron fila para saludar y a tomarse la foto con “la maestra” y su hija.

Con un vestido rojo, lentes del mismo color y sombrero, Gordillo fue sacada por una valla humana que la cargaba para que no cayera en las escalinatas del restaurante.

De pronto se le lanzó la pregunta:

–¿Qué opina de las aspiraciones de su hija?

–¿Yo qué puedo decir? Soy su madre, ya oyeron su discurso. Es una mujer amorosa. Muy amorosa. Vieron el mensaje hacia su abuela?, le enseñó el camino y el amor a su tierra. La sangre chiapaneca se le vio en su desplante, en su presencia, en su hablar y en su decisión de ir por este estado que ama. Quizá ella haya tenido la vía más fácil pero decidió venir a Chiapas y estar al lado de los chiapanecos. Y yo estoy con mi hija.

–¿Qué les diría a quienes podrían cuestionar el desarraigo de su hija?

–¿Qué es el desarraigo? El arraigo es que aquel que conoce los problemas de un lugar y se compromete para solucionarlos. Sé de muchos que han nacido acá y hacen todo por su tierra. Véame acá emocionada, conmovida. Yo no volví a esta tierra, he andado por todo el país recorriendo como lo hicieron muchos mexicanos-chiapanecos prominentes. Yo creo que es una gran fortuna que ella en lugar de ir a otro lado haya decidido retomar la bandera y volver a nuestros orígenes. Esta muchacha vale y mucho.

Luego a su hija Mónica Arriola también se le interrogó:

–¿Qué mensaje le daría a los chiapanecos que no la conocen?

–Que me van a conocer y que retumbe Chiapas.

Comentar este artículo