Arremete ‘El Chapo’ a granadazos contra ‘Los Zetas’ en Zacatecas; 4 muertos y 8 heridos

ZACATECAS, Zac. (apro).- Presuntos integrantes del cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín El Chapo Guzmán, atacaron con granadas y armas de grueso calibre a policías municipales y civiles –supuestos distribuidores de drogas de “Los Zetas”– en las primeras horas de hoy en Fresnillo, Jerez, Río Grande, Sombrerete y la capital del estado.

De acuerdo con testimonios de habitantes de las zonas donde ocurrieron los hechos y una fuente allegada al Ejército, en los enfrentamientos cuatro personas murieron y ocho quedaron heridas por los granadazos.

No obstante, el Procurador de Justicia Arturo Nahle García aseguró a apro que oficialmente sólo se tuvo conocimiento de los ataques con granadas en Fresnillo y en la capital, hechos en los que, indicó, seis personas sufrieron diversas heridas pero no hubo muertos, mientras que en Jerez su personal recibió el reporte de una casa abandonada con rastros de sangre en su interior, donde “no sé qué pasó, puede que hayan matado a alguien, puede que no”.

Después de los ataques, un grupo de los mismos sicarios entró a las instalaciones del Hospital General regional en la capital, amenazó al personal y sacó del establecimiento a tres de los cuatro heridos que habían sido llevados al lugar para su atención médica.

En un primer reporte, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) atribuyó los hechos a “enfrentamientos entre narcomenudistas”, e informó de seis personas heridas en una miscelánea de la colonia La Rosita, al poniente de la capital, donde fue lanzada una granada que estalló en el negocio.

Aparentemente, este ataque iba dirigido a dos hombres que se encontraban en el lugar, identificados como Rafael Ramos y Vicente Escobedo, quienes figuran entre los seis lesionados, cuatro de los cuales fueron llevados al Hospital General y dos más al hospital del IMSS en la capital.

Dos de ellos son reportados como graves, los demás presentan heridas ocasionadas por las esquirlas, que también dañaron las fachadas de inmuebles y vehículos estacionados en las inmediaciones, según reportó la PGJE.

Aunque la dependencia no lo dio a conocer, una fuente cercana al Hospital General confirmó que poco después de que cuatro de los heridos fueron recibidos en esta institución, arribó un grupo armado que sacó a tres de ellos.

El otro ataque, que confirmó el procurador Arturo Nahle García, fue a las instalaciones de la Policía Municipal de Fresnillo, donde también fue arrojada una granada por hombres que viajaban en varias camionetas.

Según el procurador, el artefacto sólo causó daños en la fachada y automóviles que se encontraban estacionados en las afueras, pero de manera extraoficial pudo conocerse que dos agentes de la Preventiva quedaron lesionados por las esquirlas.

En el transcurso del día diversos reportes de medios locales y testigos de los hechos que se comunicaron a las instalaciones de la Zona Militar y a noticieros radiofónicos, dieron cuenta de que otros ataques similares fueron cometidos en Jerez, Río Grande y Sombrerete.

En Jerez, un grupo de unos 70 hombres en unos 20 vehículos entraron a la ciudad y llegaron hasta las oficinas de la Policía Municipal, de donde sacaron por la fuerza a varios preventivos, a quienes se llevaron con rumbo desconocido.

Unas horas después, los policías fueron “devueltos” con golpes en todo el cuerpo.

En esa misma ciudad fue atacada una supuesta casa de seguridad de “Los Zetas” en la calle Torrecillas, donde según testimonios de los vecinos, se desató un enfrentamiento con otro grupo que se encontraba en el interior, en el que al menos cuatro de los sicarios fueron ultimados.

Los atacantes se llevaron los cuerpos al retirarse del lugar, donde quedaron rastros de sangre. La PGJE envió personal a resguardar la vivienda para el trabajo de los peritos, según informó la dependencia estatal.

Otros domicilios –señalados como posibles casas de seguridad de “Los Zetas” en Sombrerete y Río Grande, en los límites con Durango y la salida a Torreón, Coahuila, fueron atacados por comandos en similares circunstancias, acciones en las que también se utilizaron granadas.

Helicópteros de la Policía Federal (PF) sobrevuelan desde esta mañana estas ciudades sin que hasta el momento se conozca el paradero de los responsables de ambos ataques.

Comentar este artículo