La Tarahumara: hambruna al estilo Somalia

Mujeres raramuris. "A veces comemos para tortillas". Foto: Marcela Turati
Mujeres raramuris. "A veces comemos para tortillas".
Foto: Marcela Turati

La sequía que azota el norte del país causa graves daños por desnutrición y enfermedad a los rarámuris que habitan la Sierra Tarahumara, donde se padece una crisis alimentaria sin precedente. Los gobiernos federal y estatal no han sido capaces de responder adecuadamente ante esta emergencia humanitaria que podría agravarse aún más este año. En el año que pasó, adicionalmente, la falta de lluvias afectó a las cosechas de mariguana y amapola, sostén de muchos pueblos serranos

BOCOYNA, CHIH.- Cuando la sacaron de las barrancas de Urique y la ingresaron de urgencia en la clínica para rarámuris, Margarita estaba despellejada debido a la desnutrición extrema. Los médicos batallaron para encontrar dónde colocarle la aguja que pasaría el suero. No sobrevivió. Tenía tres años.

“Hace mucho que no se nos moría un niño por desnutrición. Este año el número de los que ingresan es similar a otros. La diferencia es que llegan más graves y se quedan hospitalizados más días. Comenzaron a llegar desde octubre, cosa que no ocurría porque esa es la época de las cosechas. Pero este año no hubo. Tampoco teníamos adultos con desnutrición grave y ahora hemos tenido 19, sin sumar a los que vienen con tuberculosis asociada a la desnutrición”, explica el jesuita Guadalupe Gasca, director de la Clínica Santa Teresita de Creel, donde murió Margarita.

La sequía es la explicación al hambre que se pasea por la Sierra Tarahumara y que comienza a meter en apuros a 60 mil familias que desde octubre de 2011 y hasta la cosecha de octubre de 2012 no tendrán comida.

El jesuita Javier Ávila, director de la Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos (Cosyddhac) reconoce la gravedad de la situación. Considera hipócritas las campañas de gobierno y les percibe un tufo electorero.

Proceso constató que los encargados municipales de la Coordinadora Estatal de la Tarahumara, la dependencia de gobierno que atiende alimentariamente a los indígenas, tiene que cubrir cuotas de acarreo de indígenas para el mitin del precandidato priista Enrique Peña Nieto, a realizarse este domingo 8 en Chihuahua. (Extracto del reportaje que se publica esta semana en la edición 1836 de la revista Proceso, que ya está en circulación)

Comentar este artículo