Violento fin de semana en Jalisco, con 30 muertos

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Este fin de semana, Jalisco vivió una de las jornadas más violentas de los últimos meses. Las autoridades localizaron cerca de 30 personas asesinadas en hechos registrados en diferentes regiones de la entidad.

Eentre las víctimas hay seis calcinados y tres policías acribillados.

El saldo rojo por municipio lo encabezó Ejutla con siete occisos, seguido por Lagos de Moreno, donde un grupo de sicarios acabó con la vida de tres policías la noche del viernes; en Tlajomulco y Zapopan hubo dos ejecuciones dobles.

En el primer caso, en Ejutla –un municipio enclavado en la región sureste de Jalisco– las autoridades estatales descubrieron tres fosas clandestinas en las que estaban sepultados siete cadáveres del sexo masculino; cuatro de ellos se encontraban totalmente quemados y tres en completo estado de descomposición. El hallazgo ocurrió la tarde del viernes y los trabajos de recuperación de los cuerpos concluyeron el pasado sábado.

Personal militar informó que el descubrimiento ocurrió en el predio denominado Cuamecate, sobre el camino a la presa Basilio Vadillo. Según las autoridades de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), en ninguno de los siete casos fue posible la identificación de los cuerpos debido a las condiciones en que estaban.

Por otra parte, en las primeras horas del sábado, tres elementos de la Policía Municipal de Lagos de Moreno fueron ejecutados por sicarios que viajaban en tres camionetas de lujo. Los uniformados atendían un reporte sobre la presencia de hombres fuertemente armados, que viajaban a bordo de tres vehículos de lujo y se desplazaban por el rumbo de la colonia Cristeros, en la salida a la carretera a San Juan de Lagos, aproximadamente a las 23:00 horas.

Según la autoridad municipal, al llegar al citado lugar los uniformados detectaron la presencia de una camioneta Ford Explorer de modelo reciente y le marcaron el alto,  pero los tripulantes lejos de obedecer la indicación se enfilaron a una brecha que conduce a las rancherías de El Ixtle y El Paso de la Mesa, en donde cerca de 20 sujetos ya esperaban a los policías para someterlos, esposarlos y disparar contra ellos, cuando ya estaban indefensos.

Dos de ellos murieron en forma instantánea al recibir un impacto de bala en la cabeza, y el otro fue rematado después de haber sido trasladado a una clínica del Seguro Social. Hasta ese lugar llegó un sujeto que volvió a disparar contra el agente, lo que le provocó la muerte en el acto.

Posteriormente se dio un enfrentamiento entre los delincuentes y elementos municipales, sin que se reportaran bajas de ninguno de los bandos. Finalmente los sicarios lograron huir del poblado, en medio de una alerta roja en toda la región alteña, aunque no se logró la detención de ningún agresor.

Los agentes policiacos asesinados fueron identificados como Fernando Jiménez Rangel, Sandro Leonel Montalvo Romero y Javier Elías Urquieta, quien dejó de existir en las instalaciones del IMSS tras recibir la segunda agresión.

En Ameca, se descubrió el cadáver de un individuo ejecutado, a bordo de una camioneta Chevrolet con placas del Estado de México, en el cruce de Abasolo y Huerto.

En tanqo que en Tala, sobre la brecha que une  a San Isidro Mazatepec con San Pedro Valencia, cerca del rancho El Garañón, se descubrió el cuerpo de una persona totalmente calcinada a la que no se le pudo identificar.

El mismo sábado cuatro hombres amordazados y con huellas de tortura fueron hallados en un automóvil Athos. Tres de ellos fueron rescatados con vida y trasladados a un puesto de socorro, uno más falleció cuando recibía atención médica, en un hecho ocurrido en Tlajomulco.

En Atequiza, dentro del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, dos hombres fueron agredidos a balazos cuando viajaban en una camioneta Ford Ranger, color café, con placas de Jalisco. El crimen se registró sobre el cruce de la calle Hidalgo y 5 de Mayo. Uno de ellos falleció en el lugar del ataque, mientras que el otro murió antes de que pudiera recibir atención médica.

En otro asunto, durante las primeras horas del sábado los cuerpos de un hombre y una mujer fueron localizados sobre un camino de terracería conocido como Las Ánimas en el poblado de Santa Cruz del Valle, en Tlajomulco.

En la colonia Nuevo México, en Zapopan, una pareja fue asesinada en las primeras horas del sábado en momentos en que esperaba el transporte urbano. Los hechos ocurrieron en el cruce de la carretera a la Base Aérea y la Privada Atotonilco, en la parte poniente de la exvilla maicera.

La semana anterior, también en la región de Los Altos, se reportaron cuatro ejecuciones; las dos primeras ocurrieron a un costado de la carretera San Miguel El Alto-San Julián, sobre el kilometro 12. En ese punto se localizaron dos cuerpos que corresponden a un hombre de aproximadamente 30 años y otro de 17.

Los occisos se encontraban envueltos en cobijas y bolsas negras de plástico y junto a sus cuerpos las autoridades encontraron una cartulina con la leyenda: “Esto les va a pasar a Los Zetas”.

Dos cuerpos más se descubrieron en un parque de Colinas de San Javier, en Lagos de Moreno. Los cadáveres estaban amordazados y el rostro lo tenían cubierto con cinta color canela.

Otras tres personas fallecieron al ser atacadas a balazos cuando se encontraban en la sala de una vivienda, en el fraccionamiento Los Olivos.

También la semana pasada, en la colonia La Severiana, del municipio de Tonalá, fue descubierto el cuerpo de un hombre totalmente calcinado, sin que hasta la fecha se conozca su identidad.

Finalmente, otros asesinatos ocurrieron en la zona metropolitana de Guadalajara.

Comentar este artículo