Paro magisterial desquicia Oaxaca y Chiapas

MÉXICO, D.F. (apro).- En el primer día de un paro de 48 horas, maestros disidentes de Chiapas y Oaxaca bloquearon carreteras y cerraron decenas de oficinas de gobierno en repudio a la Alianza por la Calidad Educativa (ACE).

En Oaxaca, la movilización de los 74 mil maestros afectó a un millón 380 mil estudiantes de 13 mil planteles educativos, quienes se quedaron sin clases.

Con ello, la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) puso en marcha una jornada que comprende este jueves y viernes para protestar –aseguraron– contra las acciones que buscan suprimir el normalismo y la educación pública del país.

Las acciones se suman a la ruta jurídico-política que han iniciado en contra de la “perversa ACE”, pactada por la dirigente vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, y el gobierno de Felipe Calderón.

Esa ruta, detalló el secretario de Organización de la Sección 22 de Oaxaca, Gabriel López Chinas, inició con “una demanda en mayo de 2009, y aunque ésta fue recibida hasta diciembre de 2011 por el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, avanza de manera importante, estando en la etapa de arbitraje y en donde más adelante meteremos como Sección 22 y como CNTE una ampliación de la misma”.

El pasado 18 de enero entregaron en el Congreso de la Unión una acción de inconstitucionalidad con más de 80 mil firmas.

Y una tercera demanda se presentará por estas fechas en el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje en contra de los lineamientos de la “carrera magisterial” y de la llamada “evaluación universal”, aprobados por los diputados federales el 13 de diciembre pasado como una reforma a la Ley Federal de Educación.

Es por ello que se diseñó “un menú de actividades” en los estados que pertenecen a la CNTE y, en el caso de Oaxaca, salió una caravana con 10% del total de mentores hacia la capital del país.

Otro 40% de los maestros realiza un plantón frente al Congreso de la Unión en el Distrito Federal, al que se sumará este viernes 3 la “caravana motorizada”; el 50% restante realizará acciones contundentes en la capital de Oaxaca.

Este viernes 3, la CNTE llevará a cabo una marcha del Zócalo a los Pinos, donde la protesta culminará con un mitin multitudinario.

Por lo pronto, los maestros de la región de la Costa de Oaxaca cerraron las tiendas departamentales de Suburbia y Walmart, así como las oficinas de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

En tanto, los del Istmo tomaron el Instituto Estatal de Educación Pública, Desarrollo Social, Comunicaciones y Transportes y el edificio 2000.

Los mentores de la Cañada y Mixteca bloquearon los accesos a Plaza Bella, Soriana Madero y liberaron el paso en la caseta de cobro a Huitzo.

Además, maestros de la región de Tuxtepec cerraron Soriana Reforma, Bodega Aurrerá, Chedraui Reforma y el Archivo Central; los mentores de la Sierra tomaron la Ciudad Administrativa, y los profesores de los Valles Centrales bloquearon Plaza del Valle, Plaza Oaxaca, Chedraui Periférico y la Ciudad Judicial.

La Sección 22 aclaró que “los maestros no nos vamos a descansar en el paro de labores, más bien nos estaremos movilizando para defender la educación pública en beneficio de los alumnos, maestros y de los padres de familia”.

En Chiapas, alrededor de 35 mil maestros disidentes bloquearon los dos principales accesos a la capital del estado para protestar contra la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE).

Por el oriente, los maestros tomaron desde las 10 de la mañana y hasta las 17:40 horas la caseta de la autopista Chiapa de Corzo-San Cristóbal de las Casas, y por el poniente un lugar conocido como La Pochota, salida principal al centro del país.

El líder del bloque disidente, Adelfo Alejandro Gómez, señaló que un grupo de 330 maestros de Chiapas salieron la víspera rumbo a la Ciudad de México para asistir a la entrega de recursos de impugnación ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje en contra de la ACE.

Comentar este artículo