Cuestionan propuesta del presidente para poner a incondicional en el IFAI

Sesión en el IFAI. Foto: Eduardo Miranda
Sesión en el IFAI.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- La propuesta enviada por el presidente Felipe Calderón al Senado de la República, para designar a Ricardo Celis Aguilar Álvarez como nuevo comisionado del Instituto Federal de Acceso a la Información y Datos Personales (IFAI), es un atentado contra dicho organismo.

La expresión es de la organización civil especializada en libertad de expresión y acceso a la información Artículo 19, que a través de un comunicado consideró que la designación de Celis deja en evidencia, “una vez más, el talante antidemocrático (de Felipe Calderón) y su clara intención de debilitar al IFAI.

La designación de Celis Aguilar, quien hasta el jueves 9 se desempeñó como consejero jurídico adjunto de la Presidencia de la República, ocurre luego de casi un mes y medio de mantener una vacante en el organismo garante de la transparencia.

El pasado 15 de diciembre, la comisionada María Marván Laborde fue designada consejera del Instituto Federal Electoral (IFE), dejando su lugar vacío en el órgano de transparencia. La hoy consejera electoral fue la última en abandonar el organismo de los comisionados que integraron el cuadro fundador del IFAI.

Fue hasta principios de enero cuando se empezaron a barajar los nombres de quienes podrían ser propuestos por Felipe Calderón, quien conforme a la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, tiene la facultad de designar a los comisionados que, sin embargo, pueden ser objetados por el Senado de la República.

Entre los mencionados, además de Ricardo Celis, quien finalmente resultó propuesto, estaba Benjamín Hill, el esposo de la vocera presidencial, Alejandra Sota, quien es empleado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De acuerdo con información obtenida por Apro, la operación para depurar la lista y proponer a Ricardo Celis corrió por cuenta del consejero jurídico de la Presidencia de la República, Miguel Alessio Robles, a la sazón, jefe directo del prospecto de comisionado.

Alessio Robles operó también, en 2009, la designación de las hoy comisionadas del IFAI Sigrid Arzt Colunga y María Elena Pérez Jaén Zermeño, según dijeron ellas mismas a la revista Proceso en noviembre de ese año.

En el caso de Arzt Colunga, se trata de otra cercana colaboradora de Felipe Calderón, pues durante el proceso de transición del gobierno federal fue responsable del equipo de seguridad nacional y, ya en el poder, Calderón Hinojosa la nombró secretaria técnica del Consejo de Seguridad Nacional.

Con la llegada de Alessio Robles serán ahora dos comisionados provenientes del equipo de Felipe Calderón quienes estarán a cargo de la transparencia.

El interés de Calderón en el IFAI ha quedado de manifiesto desde que era presidente electo, pues como tal acordó con el entonces presidente Vicente Fox, en el ocaso de la administración del exgobernador guanajuatense, realizó una operación para que Alonso Lujambio Irazábal fuera presidente del organismo ciudadano.

El mensaje de Peschard

Jacqueline Peschard Mariscal, la actual presidenta del IFAI, ha sido una férrea crítica de la opacidad en el gobierno de Felipe Calderón y, aun en la casa presidencial y de frente al Ejecutivo federal, le ha espetado la falta de compromiso de su gestión con la transparencia.

Peschard ha emitido múltiples declaraciones sobre la opacidad que prevalece en las entidades integrantes del Gabinete de Seguridad, en especial de la Procuraduría General de la República (PGR), a la que cada semana le revierte negativas de información, declaraciones de reserva o de inexistencia de datos solicitados por particulares.

La designación de los comisionados al IFAI es facultad del presidente de la República, que envía sus propuestas al Senado, donde se puede vetar, aprobar o dejar correr 30 días. De no haber objeción, la propuesta del Ejecutivo se queda.

El IFAI no tiene facultades ni posibilidades de influir en el proceso, sin embargo, Peschard dio un mensaje claro al presidente Calderón el pasado 18 de enero, cuando expuso las cualidades que a su juicio debe tener el nuevo comisionado.

“Podría ser un académico o un servidor público con una trayectoria importante, es decir, lo que creo es que tenemos que asegurar que sea alguien que pueda ejercer las funciones que tiene encomendadas este Instituto, pues son funciones de vigilancia sobre el gobierno y, en ese sentido, sí creo que tiene que ser una persona que garantice esa posibilidad de independencia”.

Es decir, todo lo contrario al perfil de Ricardo Celis Aguilar, a quien propuso hoy Felipe Calderón.

Protesta ciudadana

Desde que se hicieron públicos los nombres de quienes podrían llegar a ocupar la vacante dejada por María Marván Laborde, organizaciones como Artículo 19 consideraron que el IFAI corría riesgo, debido a que la propuesta presidencial no atendía al criterio de autonomía, integridad e independencia que debe prevalecer en quienes llegan al organismo de transparencia.

Ahora, con la designación de Ricardo Celis Aguilar Álvarez, Artículo 19 reprueba el que Calderón no haya escuchado las voces de quienes pedían un comisionado independiente. Además, destaca que el prospecto presidencial no cuenta con trayectoria académica ni profesional en materia de transparencia.

Artículo 19 va más allá al considerar que la designación es “muestra inequívoca del inexistente compromiso de Felipe Calderón con la transparencia”.

El organismo ciudadano recuerda que, a lo largo del sexenio, se han registrado violaciones al artículo sexto constitucional, que garantiza el derecho a la información, así como de acciones retardatarias en materia de transparencia.

“Felipe Calderón termina hoy por intentar darle la estocada final a la transparencia y a la rendición de cuentas, imponiendo a un cercano suyo, ¿será por premiarlo y asegurarle trabajo para la siguiente administración o será para que colabore a cubrir las espaldas presidenciales en el cambio de sexenio?”, plantea la ONG.

La organización recuerda a los senadores que está en sus manos ejercer su derecho de veto o dejar pasar 30 días, pues según la Ley Federal de Transparencia, si no hay objeción, la propuesta presidencial se impone sin más.

El Senado ya ha utilizado el veto para un comisionado del IFAI, cuando en 2003 se intentó imponer a Guillermo Velasco Arzac, uno de los líderes de la Organización Nacional El Yunque, por lo que Artículo 19 llama a los senadores a evitar el “embate contra el IFAI” del gobierno de Calderón.

Comentar este artículo