Asigna Pemex a ICA contrato para nueva refinería en Tula

MÉXICO, D.F. (apro).- La paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) adjudicó los servicios de ingeniería y administración de la nueva refinería de Tula, Hidalgo a la constructora mexicana ICA Fluor Daniel y sus empresas asociadas.

El consorcio mexicano fue el que presentó la mejor propuesta y las mejores condiciones para realizar la obra de la refinería, cuya ingeniería básica tendrá un costo de 135 millones de dólares, informó Pemex en un comunicado.

La petrolera tiene proyectado poner en operación la nueva refinería en Tula en 2016, con una capacidad de proceso de más de 300 mil barriles por día.

Estará integrada por 17 plantas de proceso con una capacidad de 250 mil barriles por día de crudo fresco, y 73 mil barriles de residuo de vacío extraídos de la actual refinería Miguel Hidalgo.

Según el comunicado, el contrato que se firmará el próximo 2 de marzo tendrá una duración de 421 días a partir del 12 de marzo que inicia la vigencia.

En la licitación pública internacional P1LIO41044 para la contratación de los “Servicios de ingeniería y administración del proyecto de la nueva refinería en Tula, Hidalgo” participaron, además de ICA, tres grupos empresariales.

Los consorcios: Technip Italy, asociado con Senermex y Technip de México; Foster Wheeler USA Corporation asociado con Foster Wheeler Italiana y la mexicana CONIP, y KBR USA LLC que fue el último en licitar.

Sin embargo, Pemex Refinación se decidió por ICA Fluor Daniel y sus empresas asociadas, que son filiales de Canadá, Illinois y los conglomerados ICA Latin America e ICA Intercontinental, pues presuntamente presentó la propuesta con las mejores condiciones.

El proceso se llevó a cabo en dos etapas, la primera de precalificación o evaluación de la experiencia en desarrollo de ingeniería y administración de proyectos en refinerías similares y demostración de capacidades técnicas.

La segunda etapa fue de presentación de propuestas técnico- económicas, en que sólo tres de las cuatro empresas resultaron calificadas.

Pemex tomó en cuenta también el contenido nacional del proyecto, ya que al menos 63% de los trabajos totales de la nueva refinería deben ser ejecutados por empresas mexicanas, de acuerdo con el proyecto original.

La construcción de la refinería, cuya extensión total será de 700 hectáreas, tendrá un costo total de 10 mil millones de dólares y, según la paraestatal, la obra está en tiempo.

Con la puesta en marcha de la nueva planta, Pemex espera reducir sustancialmente la importación de gasolinas y otros petrolíferos que permitan tener un mejor balance financiero nacional.

Comentar este artículo